Con la hormona tiroidea

Investigan una terapia que mejora la capacidad de repararse del corazón

Actualizado 06/10/2014 21:27:23 CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio muestra que las células del músculo del corazón en ratones experimentan un breve impulso de proliferación antes de la adolescencia, aumentando en un 40 por ciento para permitir que el corazón responda a las crecientes necesidades circulatorias del cuerpo durante un periodo de rápido crecimiento. Los resultados sugieren que la terapia con la hormona tiroidea podría estimular este proceso y mejorar la capacidad del corazón para regenerarse en pacientes con enfermedades cardiacas.

"No sólo desafiamos un dogma de 120 años de antigüedad demostrando que las células del músculo cardiaco son capaces de una vivir una extensa reproducción hasta bien entrada la preadolescencia temprana, sino que también identificamos factores endocrinos y de crecimiento locales que podrían facilitar este proceso", afirma el autor principal del estudio, Ahsan Husain, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta, Georgia, Estados Unidos.

"En el futuro, pueden ser posibles terapias regenerativas del corazón en los niños mediante la activación directamente de la replicación de las células musculares cardiacas y sin tener que administrar células madre al corazón", añade el líder de esta investigación, cuyos resultados se publican este jueves en la revista 'Cell'.

Investigaciones anteriores han sugerido que las células musculares del corazón dejan de dividirse cuando los ratones tienen alrededor de una semana de edad, pero el corazón crece sustancialmente en los mamíferos entre el nacimiento y la adolescencia para dar cabida a un aumento de la necesidad del cuerpo de sangre oxigenada y rica en nutrientes.

Las células del músculo del corazón aumentan de tamaño durante la preadolescencia, pero sólo en un grado limitado, por lo que han estado poco claros los procesos celulares implicados en el rápido crecimiento del corazón durante este periodo.

Un equipo de investigación dirigido por Husain, Nawazish Naqvi, de la Escuela de Medicina de la Universidad Emory, y Robert Graham, del Instituto de Investigación Cardiaca Chang Victor, en Australia, hallaron que las células musculares cardiacas preexistentes conservan su capacidad de replicarse hasta mucho después del nacimiento y se someten a un intenso proceso de división celular durante 24 horas en ratones preadolescentes de 15 días de edad, elevando en número en alrededor de medio millón o un 40 por ciento.

Este proceso se inicia por un aumento en los niveles sanguíneos de la hormona tiroidea, que activa una vía de señalización conocida por desencadenar la proliferación celular. Por otra parte, la capacidad del corazón para recuperarse después de la lesión mejoró en el periodo anterior a la adolescencia, lo que corresponde a aproximadamente entre los 8 y los 10 años de edad en los seres humanos.

"La brevedad de esta explosión de proliferación podría explicar por qué no se ha detectado previamente --razona Graham--. En el futuro, podemos aprovechar esta oportunidad, por ejemplo, administrando la hormona tiroidea para mejorar la reparación del corazón en los bebés que nacen con defectos cardiacos o para reactivar las células del músculo del corazón en los adultos que experimentan un ataque al corazón".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter