Investigan una prometedora terapia con bacterias para el eccema

Terapia de bacterias contra el eccema
NIAID
Publicado 04/05/2018 7:46:33CET

   MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   El tratamiento tópico con 'Roseomonas mucosa' viva --una bacteria presente de forma natural en la piel-- resulta seguro para adultos y niños con dermatitis atópica (eccema) y se asocia con una reducción de la gravedad de la enfermedad, según los hallazgos iniciales de un ensayo clínico en fase temprana en curso en los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) estadounidenses.

   El trabajo preclínico en un modelo murino de dermatitis atópica sugirió que las cepas de 'R. Mucosa' obtenidas de una piel sana pueden aliviar los síntomas de la enfermedad, como se detalla en un artículo publicado este jueves en 'JCI Insight'.

   La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel que puede resecar e irritar la piel, causar erupciones cutáneas y provocar infecciones en la piel. La patología está relacionada con un mayor riesgo de desarrollar asma, fiebre del heno y alergia a los alimentos. La dermatitis atópica es común en los niños y algunas veces se resuelve por sí misma, pero también puede persistir o desarrollarse durante la edad adulta.

   "Vivir con dermatitis atópica puede ser física y emocionalmente desafiante. Aunque el tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas, las terapias actualmente disponibles pueden consumir mucho tiempo, requieren múltiples aplicaciones diarias y son costosas", dice Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) de los NIH. "Se necesitan terapias nuevas y económicas que requieren una aplicación menos frecuente para ampliar las opciones disponibles para el tratamiento de la dermatitis atópica", añade.

   La causa de la dermatitis atópica es desconocida, pero los estudios sugieren que el microbioma de la piel, la comunidad de bacterias y otros microbios que viven en la piel, juega un papel clave. Durante años, los científicos han sabido que las personas con dermatitis atópica tienden a tener grandes poblaciones de bacterias 'Staphylococcus aureus' en la piel. Estas bacterias pueden causar infecciones de la piel y desencadenar respuestas inmunes que aumentan la inflamación y empeoran los síntomas.

   Trabajos recientes de investigadores del NIAID que utilizaron modelos de dermatosis atópica en ratones y células revelaron que el tratamiento con 'R. Mucosa' recogidas de la piel de personas sanas mejoró los resultados de la enfermedad en los modelos. En contraste, los aislados de 'R. Mucosa' de personas con dermatitis atópica o bien no tuvieron impacto o empeoraron los resultados en los modelos.

   Con base en estos hallazgos preclínicos, los investigadores del NIAID diseñaron un ensayo clínico en etapa inicial para evaluar la seguridad y el beneficio potencial de un tratamiento que contiene 'R. Mucosa' viva en personas con dermatitis atópica. El estudio de Fase 1/2 se lleva a cabo en el Centro Clínico de los NIH en Bethesda, Maryland, Estados Unidos.

MEJORA DE LA DERMATITIS Y MENOR NECESIDAD DE ESTEROIDES TÓPICOS

   "Al aplicar bacterias de una fuente saludable a la piel de personas con dermatitis atópica, nuestro objetivo es alterar el microbioma de la piel de una manera que alivie los síntomas y libere a las personas de la carga del tratamiento constante --señala el investigador principal del ensayo, Ian Myles, del NIAID--. Si los estudios clínicos futuros demuestran que esta estrategia es efectiva, esperamos que nuestro trabajo conduzca al desarrollo de nuevas terapias de dermatitis atópica de bajo costo que no requieren una aplicación diaria".

   Los científicos primero probaron el tratamiento experimental en diez voluntarios adultos con dermatitis atópica. Dos veces por semana durante seis semanas, los voluntarios rociaron una solución de agua con azúcar que contenía dosis crecientes de 'R. Mucosa' viva en la parte interna de los codos y un área de piel adicional de su elección. Las cepas de 'R. Mucosa' incluidas en el tratamiento se aislaron originalmente de la piel de individuos sanos y se cultivaron en condiciones de laboratorio cuidadosamente controladas.

Los participantes recibieron instrucciones de continuar con sus tratamientos normales para el eccema, incluidos los esteroides tópicos y otros medicamentos. Los participantes no informaron de ninguna reacción o complicación adversa y la mayoría experimentó mejoras en su dermatitis atópica, y cuatro semanas después de suspender la terapia con las bacterias, algunos dijeron que necesitaban menos esteroides tópicos.

   Los investigadores inscribieron a cinco voluntarios de entre 9 y 14 años con dermatitis atópica. Los tratamientos se aplicaron a todas las áreas afectadas de la piel dos veces por semana durante 12 semanas y otro día durante cuatro semanas adicionales. De acuerdo con los hallazgos en adultos, no hubo complicaciones o efectos adversos, y la mayoría de los participantes experimentaron mejoras en su eccema, incluida una menor necesidad de esteroides tópicos.

   Los científicos también encontraron que el tratamiento se vinculó con disminuciones en la población de 'S. Aureus' en la piel de los niños. Aunque se requerirán estudios más amplios que comparen la terapia de bacterias con un placebo para evaluar la efectividad de este tratamiento potencial, los autores observaron una mejoría de más del 50 por ciento en la dermatitis atópica en cuatro de los cinco niños y seis de los diez adultos.

   Los investigadores continúan monitoreando a los cinco niños que recibieron tratamiento y están inscribiendo a más niños en el estudio. Para comprender mejor los factores que pueden contribuir a los desequilibrios en las bacterias en la piel, los científicos también investigaron si los productos químicos producidos por 'R. Mucosa' o presentes en ciertos productos para la piel pueden estar relacionados con la dermatitis atópica.

   Descubrieron que las cepas de 'R. Mucosa' de personas con dermatitis atópica producían irritantes cutáneos, mientras que las cepas aisladas de la piel sana generaban sustancias químicas que pueden mejorar la barrera de la piel y ayudar a regular el sistema inmunitario. Además, algunas formas de parabenos, un conservante común en productos para la piel, y algunos emolientes tópicos (humectantes) bloquearon el crecimiento de 'R. Mucosa' de la piel sana y no tuvieron un efecto tan fuerte sobre el crecimiento de 'S. Aureus' o eccema asociada a 'R. Mucosa'.

   Estos hallazgos sugieren que ciertos productos pueden empeorar la dermatitis atópica y/o afectar a la efectividad de las terapias basadas en microbiomas. Los resultados finales del estudio en curso en NIH proporcionarán la base para ensayos más grandes para evaluar la eficacia de esta novedosa terapia de investigación, así como para comprender mejor el papel de 'R. Mucosa' en la dermatitis atópica. NIH ha licenciado exclusivamente la tecnología a Forte Biosciences para avanzar en esta nueva terapia potencial a través de un mayor desarrollo clínico.

Contador
Boletín de

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.