Contador

Investigan cómo mejorar los tratamientos oncológicos

Laboratorio, investigación
PIXABAY
Publicado 25/11/2016 7:06:46CET

   MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS - 9

   Los investigadores liderados por Peter Carmeliet, de VIB-KU Leuven, en Bélgica, han encontrado una nueva forma de normalizar los vasos sanguíneos disfuncionales que son típicos de los tumores. Esos vasos desempeñan un papel fundamental en la metástasis del cáncer, ya que su fragilidad y permeabilidad permite que las células cancerosas escapen a través del torrente sanguíneo e invadan otros órganos.

   Al manipular el metabolismo del azúcar de las células de los vasos sanguíneos, los científicos fueron capaces de "enfriar" sus motores sobrecalentados y crear una red de vasos sanguíneos sanos y estructurados. Además de prevenir la propagación de las células cancerosas, los vasos restaurados administran fármacos de quimioterapia de una manera más eficiente al tumor, como se detalla en un artículo publicado en 'Cancer Cell'.

   Las células de los vasos sanguíneos, las llamadas células endoteliales, en los tumores necesitan dividirse rápidamente y, por lo tanto, consumen grandes cantidades de azúcar. Como resultado, el metabolismo de esas células se sobrecalienta, lo que las hace frágiles, disfuncionales e irregulares en forma y tamaño.

   Debido a las debilidades de los vasos defectuosos, las células cancerosas pueden utilizarlas como "carreteras" para propagarse a órganos distantes. Además, son incapaces de suministrar suficiente oxígeno al tumor, lo que permite que el tumor prolifere aún más y, finalmente, los vasos que funcionan mal impiden el suministro de fármacos de quimioterapia e inmunoterapia al tumor.

NORMALIZAR EL DESCONTROLADO CONSUMO DE AZÚCAR

   En contraste con la terapia de cáncer tradicional que persigue bloquear la formación de nuevos vasos sanguíneos tumorales y destruir los vasos tumorales existentes, el equipo de investigación dirigido por el profesor Carmeliet se volcó en normalizar el proceso perjudicial.

   "Las terapias que destruyen los vasos tumorales no siempre son efectivas y en algunos casos incluso muestran resistencia a estos fármacos, así que cuando investigamos la raíz del problema, nos complació ver que los vasos disfuncionales son muy susceptibles a los fármacos que bloquean su metabolismo de azúcar, precisamente porque sus motores de azúcar están muy sobrecalentados. Este estudio demuestra que podríamos neutralizar este consumo de azúcar fuera de control con un compuesto de molécula pequeña", explica el profesor Carmeliet.

   Aparte de reducir las posibilidades de que las células cancerosas se extiendan por todo el cuerpo, una futura terapia de normalización de vasos también tendría otras ventajas. De hecho, promete no sólo mejorar la quimioterapia estándar, sino también proporcionar beneficios adicionales a la inmunoterapia desarrollada recientemente.

   Carmeliet subraya: "Nuestro estudio también demuestra que los vasos sanguíneos sanos aseguran un mejor suministro de agentes quimioterapéuticos al tumor y que pueden mejorar el suministro de células inmunes, lo cual es muy importante, porque muchas terapias emergentes del cáncer se dirigen directamente al sistema inmunológico del cuerpo. Por eso, ya estamos planeando investigar los efectos de la terapia de normalización de vasos tumorales con la inmunoterapia. En este sentido, nos estamos acercando a identificar tratamientos más dirigidos y específicos en la lucha contra cáncer".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter