Investigadores encuentran evidencia de que la pérdida de peso puede empeorar la densidad ósea

Cadera de mujer vista con rayos.
GETTY - Archivo
Publicado 04/06/2018 18:55:00CET

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hebrew SeniorLife's Institute for Aging Research, la Universidad de Boston, el Centro Médico Beth Israel Deaconess y la Universidad de Calgary han encontrado evidencia de que la pérdida de peso puede empeorar la densidad ósea, la arquitectura ósea y la fortaleza ósea.

El estudio, publicado en la revista 'Journal of Bone and Mineral Research', ha utilizado datos sobre cambios de peso durante 40 años en los participantes del estudio Framingham. Así, han observado que tanto los hombres y mujeres con una pérdida de peso durante 4 a 6 años como aquellos durante 40 años presentan más deterioro micro arquitectónico de sus huesos que las personas que no perdieron peso".

La magnitud de los cambios en el esqueleto fue clínicamente significativa y se tradujo en un aumento de casi el triple en el riesgo de fractura para aquellos que perdieron un 5 por ciento o más de peso durante 40 años.

Elizabeth Samelson, autora principal del estudio, ha advertido de que los adultos mayores que están perdiendo peso "deben ser conscientes de los posibles efectos negativos sobre su esqueleto", por lo que les anima a considerar el ejercicio con pesas y una dieta equilibrada para contrarrestar estos efectos

"Dado que la pérdida de peso es muy común en los adultos mayores, se necesita más trabajo para evaluar si estos déficits óseos pueden prevenirse mediante intervenciones o terapia", ha concluido.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.