Investigadores detallan el proceso por el que la pancreatitis deriva en cáncer

Actualizado 05/08/2013 17:01:22 CET

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Clínica Mayo en Florida (Estados Unidos), han puesto de manifiesto el proceso por el cual la inflamación crónica del páncreas, pancreatitis, se transforma en cáncer de páncreas. Sus hallazgos apuntan a formas de identificar pacientes con pancreatitis en riesgo de cáncer de páncreas y los posibles tratamientos farmacológicos que pueden revertir el proceso, según los propios autores.

El estudio, publicado este lunes en 'The Journal of Cell Biology', mapea la manera en que la inflamación de las células acinares del páncreas, las que producen enzimas digestivas, se transforman en células de los conductos. A medida que estas células cambian, pueden adquirir mutaciones que pueden dar lugar a la progresión del cáncer de páncreas, dice el autor principal, Peter Storz, bioquímico y biólogo molecular de la Clínica Mayo.

"No sabemos por qué estas células se reprograman a sí mismas, pero puede ser debido a que producen enzimas en un órgano que se lesionan debido a la inflamación, lo que puede causar más daño", dice el doctor Storz. "La buena noticia, sin embargo, es que este proceso es reversible, y hemos identificado una serie de moléculas implicadas en esta vía que podrían ser el objetivo para ayudar a empujar estas nuevas células de los conductos de nuevo en las células acinares, eliminando así el riesgo de desarrollo de cáncer".

Los científicos están poniendo a prueba la capacidad de los medicamentos que ya están en el mercado para revertir esta transformación celular en el páncreas en modelos de ratones de cáncer de páncreas humano. El equipo de investigación del doctor Storz trazó la vía que conduce de la inflamación en el páncreas hacia el desarrollo de cáncer en el órgano, siguiendo qué sucedió una vez que los macrófagos (un tipo de glóbulo blanco que "come" material extraño en el cuerpo) responden a una inflamación del páncreas.

"La creencia ha sido que los macrófagos estaban allí para eliminar las células dañadas en el órgano --argumenta Storz. Descubrimos que no eran tan benigno. De hecho, descubrimos que los macrófagos mismos conducen a la transformación y el escenario de desarrollo del cáncer".

El equipo de investigación también descubrió que si el páncreas está inflamado, el fluido del páncreas contiene moléculas de señalización que inducen a las células acinares a transformarse en células de los conductos. "Queremos investigar también si estas dos enzimas pueden servir como sistema de alerta temprana, un marcador de riesgo de cáncer de páncreas, en pacientes con pancreatitis," dice Storz, mostrando esperanza en que se pueda detectar ese riesgo antes de que ocurra el cáncer.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter