Trabajo publicado en la revista 'Hepatology'

Investigadores desvelan que el péptido G49 puede ser eficaz en la enfermedad de hígado graso no alcohólico

Imagen
UAM
Publicado 08/03/2017 17:37:42CET

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del instituto de Investigaciones Biomédicas 'Alberto Sols', centro mixto de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han comprobado, en modelos animales, que el péptido G49 puede ser eficaz en la enfermedad de hígado graso no alcohólico.

Para alcanzar esta conclusión, publicada en la revista 'Hepatology', los expertos analizaron los efectos terapéuticos del péptido G49, un agonista dual de los receptores de GLP-1 y glucagón, en dos modelos de enfermedad de hígado graso no alcohólico (EHGNA): esteatosis hepática y esteatohepatitis no alcohólica.

Así, los resultados han sugerido que tras una hepatectomía parcial la terapia con G49, además de ser eficaz frente a la resistencia a la insulina en la diabetes tipo 2, representa una nueva posible estrategia terapéutica para pacientes con EHGNA, particularmente para aquellos que requieran una resección hepática.

De hecho, según han informado los autores, el tratamiento con G49 en modelos animales con esteatosis hepática y EHNA mejora dichas patologías, disminuyendo la acumulación de lípidos en los hepatocitos, la inflamación, el estrés oxidativo, el estrés del retículo endoplásmico y la apoptosis, a la vez que aumentaba la biogénesis mitocondrial.

"Nuestro análisis genómico y metabolómico en muestras de hígado ha revelado que el tratamiento con G49 produce adaptaciones en el metabolismo de la glucosa, aumentando los depósitos intrahepáticos de glucógeno, a la vez que disminuye la utilización de la glucosa en los hepatocitos vía ciclo de las pentosas fosfato y ciclo de Krebs", ha comentado la directora de la investigación, Ángela Martínez Valverde.

En el trabajo, los investigadores muestran cómo el tratamiento con G49 aumenta la supervivencia de modelos animales con hígado graso o EHNA, al igual que la capacidad proliferativa del hígado y la masa de hígado regenerado.

"Los marcadores de esteatosis y EHNA permanecieron bajos durante el proceso regenerativo del hígado. Además, el tratamiento con G49 durante la regeneración hepática redirigió el metabolismo de la glucosa, facilitando así las adaptaciones metabólicas del hígado durante el proceso regenerativo", ha zanjado Valverde.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter