Investigadores avisan de que en Internet hay estrategias dirigidas a deslegitimar a los fármacos genéricos

Actualizado 07/10/2014 1:26:58 CET

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad Nacionalidad de Educación a Distancia (UNED) han avisado de que en Internet hay estrategias dirigidas a deslegitimar a los fármacos genéricos, lo que, a su juicio, puede influir en los "bajos" niveles de consumo.

Los medicamentos genéricos --fármacos iguales a los de marca cuya patente ha expirado-- tienen la misma composición, calidad, eficacia y seguridad que los medicamentos de referencia, puesto que ambos comparten el mismo principio activo.

Aunque en España comenzaron a aparecer en 1997, su expansión no llegó hasta 2004 y, durante los últimos años, están siendo utilizados como una herramienta de "ayuda para la sostenibilidad" del Sistema Nacional de Salud (SNS) y para garantizar la competitividad en el mercado farmacéutico. Sin embargo, según han apostillado los expertos, su consumo está "muy por debajo" del de otros países de la Unión Europea.

En concreto, el Informe Anual sobre la Evolución de los Medicamentos Genéricos en España (2013) ha mostrado que la cuota de mercado en unidades de los medicamentos genéricos en España se sitúa en el 36 por ciento, frente al 60 por ciento del entorno europeo.

"Al analizar la imagen social de los medicamentos genéricos en la red hemos detectado una estrategia de comunicación explícita con un objetivo muy claro: generar percepciones de riesgo a su alrededor para frenar su aceptabilidad social", ha explicado el autor principal del estudio y profesor de Trabajo Social de la UNED, Miguel del Fresno.

La investigación, publicada en la revista 'Qualitative Social Work', ha analizado referencias de entre 2009 y 2012 procedentes de medios de comunicación, 'blogs' o foros. La búsqueda se centró en las palabras clave 'genéricos', 'medicamentos genéricos', 'fármacos genéricos', 'medicamento EFG', 'EFG' y 'EFG's', limitando los resultados a páginas de España.

En este sentido, de las 213.794 referencias iniciales, los investigadores trabajaron con 551, tras filtrar los falsos positivos y realizar un muestreo aleatorio simple. De estas referencias identificaron un total de 3.692 opiniones sobre estos fármacos.

RIESGOS Y CONFUSIONES "INFUNDADAS"

Concretamente, una de las tendencias observadas por los expertos fue que los laboratorios de los medicamentos de marca denominaban a éstos como 'fármacos innovadores', en "clara oposición" a los genéricos.

"Lo sorprendente fue que los laboratorios de genéricos y profesionales médicos utilizaban también este marco lingüístico, que favorece la percepción positiva de los medicamentos de marca en detrimento de los genéricos", ha aseverado el coautor del estudio y catedrático de Trabajo Social y Servicios Sociales de la UNED, Antonio López.

En cuanto al riesgo asociado a los genéricos, la investigación ha revelado que existen numerosas publicaciones referidas a sus potenciales efectos nocivos sobre la salud o a la falta de eficacia terapéutica, los cuales "nunca" han sido demostrados.

En esta línea, los expertos han advertido de que en Internet hay un debate basado en que la diversidad formal de los genéricos aumenta el riesgo potencial sobre la salud, ya que la multiplicidad de envases y colores pueden confundir al paciente y provocar que éste no llegue a terminar su tratamiento, sobre todo personas mayores o con pocos estudios. "Si existiera este problema, fueron los medicamentos de marca los que lo crearon primero", ha matizado Del Fresno.

No obstante, junto a estas percepciones negativas, el estudio ha mostrado un marco positivo que apareció a finales de 2012 y en el que se apreciaba una cierta discriminación positiva hacia los genéricos. "Está relacionada con la promulgación de varios reales decretos encaminados a la prescripción por principio activo por parte de los médicos y a la sustitución en las farmacias de los medicamentos de marca por los genéricos, lo que ha supuesto ahorros muy importantes para el Sistema Sanitario", ha recalcado el experto.

Por todo ello, los investigadores han denunciado que, a pesar de que existe un consenso "claro" en la comunidad científica en lo que se refiere a la seguridad, calidad, eficacia y bioequivalencia de estos fármacos, no existe "unanimidad" en la esfera social, lo que permite que se esté dando una "guerra cultural basada en un pseudo-debate".

Para no contribuir a este clima de opinión negativo, los expertos han recomendado utilizar los conceptos de 'medicamentos genéricos' y 'medicamentos de marca' a la hora de denominarlos, como ocurre en Estados Unidos. Además, han propuesto proponen diseñar dinámicas grupales en las que se analice la representación colectiva sobre los genéricos y se establezcan estrategias de alfabetización científico-tecnológica de la población.