De DEGESCO y la Universidad de Bonn (Alemania)

Una investigación muestra que las alteraciones de TREM2 podrían diferenciar el Alzheimer de la demencia frontotemporal

Actualizado 06/10/2014 17:56:00 CET

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una investigación liderada por el doctor del departamento de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad de Bonn (Alemania), Alfredo Ramírez, y del experto del departamento de Neurociencias del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de Pamplona y miembro del CIBERNED, Pau Pastor, ha mostrado que las alteraciones del receptor activador 2 expresado en las células mieloides, conocido como TREM2, podrían diferenciar el Alzheimer de la demencia frontotemporal.

En el estudio ha participado el Consorcio Español de Genética de Demencias (DEGESCO), promovido conjuntamente por 11 grupos pertenecientes al Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED) y al Sistema Nacional de Salud.

Para su realización se ha contado con una muestra de 602 pacientes con demencia frontotemporal diagnosticada, --539 españoles, reclutados en cinco centros pertenecientes a DEGESCO, y 63 alemanes-- y un grupo de controles sanos compuesto por 1.478 sujetos --539 españoles y 939 alemanes, reclutados por el consorcio alemán AgeCoDe--.

EL "MAYOR ESTUDIO" DE SECUENCIACIÓN DE VARIANTES RARAS EN TREM2

En concreto, la investigación, que representa el "mayor estudio" de secuenciación de variantes raras en TREM2 conocido hasta la fecha, ha demostrado que todas las variantes genéticas de riesgo se localizaban en la región que codifica el dominio IgV de la proteína TREM2, en el exón 2, la cual está más conservada que otros segmentos de la proteína, y puede jugar un papel regulador en la activación de los leucocitos.

Por ello, y considerando que la mayoría de variantes de TREM2 identificadas previamente en pacientes con Alzheimer, Párkinson y demencia frontotemporal también fueron localizadas en el exón 2, los expertos creen que los resultados muestran que el dominio IgV juega un papel central en la contribución de TREM2 a la neurodegeneración.

De hecho, la investigación ha tratado de identificar biomarcadores genéticos que discriminen entre enfermedad de Alzheimer y demencia frontotemporal, causas más frecuentes de demencia. En este sentido, los investigadores consideran que una prueba genética sencilla, que consiste en el análisis del gen TREM2, podría ayudar a definir subgrupos de pacientes con demencia frontotemporal y a identificar formas de presentación clínica infrecuentes de la enfermedad de Alzheimer.

En resumen, los resultados de la investigación sugieren que variantes infrecuentes de TREM2 ,en particular la variante 'p.T96K', están implicadas en la etiología de las demencias frontotemporales. Además, los datos muestran que la variante 'p.R47H' podría ser el factor causal de un subtipo de demencia frontotemporal que esta relacionada con la enfermedad de Alzheimer.

"Este trabajo muestra que la demencia temporal es una enfermedad con múltiples causas que, por el momento, son en su mayoría de origen genético, como en los casos con variantes del gen TREM2. Estas variantes patogénicas del gen TREM2 ayudan a discriminar la enfermedad de Alzheimer de otras demencias y abren las puertas a futuros ensayos clínicos con nuevos fármacos en grupos de pacientes bien definidos genéticamente", ha explicado Pastor.

Asimismo, prosigue, gracias a las herramientas actuales de análisis del genoma humano a gran escala, en los próximos años se va a presenciar un aumento significativo del número de pacientes con demencia y con variantes de riesgo genético para los cuales ya sabremos la causa de la enfermedad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter