Participa el IBV

Una investigación europea desarrollan un sistema que detecte el amianto en el trabajo

Actualizado 18/04/2011 15:43:22 CET

VALENCIA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) participa en una investigación europea para el desarrollo de un sistema portátil y de bajo coste que sea capaz de detectar en tiempo real las fibras de amianto aerotransportadas, según ha informado la entidad en un comunicado.

Según han indicado las mismas fuentes, las enfermedades relacionadas con el amianto suponen en Europa una causa destacada de mortalidad asociada al ámbito laboral. Se ha estimado que medio millón de trabajadores europeos podrían morir en el año 2030, la mayoría de ellos vinculados al entorno de la construcción, demolición y mantenimiento industrial.

El director de Salud Laboral del IBV, Alfonso Oltra, ha explicado el alcance de esta problemática: "a pesar de la prohibición relativa al uso de amianto, muchos trabajadores están expuestos de manera continuada a esta sustancia cancerígena tan potente y, en ocasiones, invisible a través del contacto con diversos materiales y productos empleados hace años en la construcción. Ejemplos los encontramos en algunos aislantes térmicos, en tanques de agua, paneles para techado, o en fibrocemento", ha enumerado.

Actualmente, la detección de amianto supone un lento proceso que comienza con la toma de muestras de aire y su envío a un laboratorio de análisis. Los resultados están disponibles en unos días lo que representa un retraso en la toma de medidas preventivas o correctivas. Además, los ensayos solo se realizan cuando se sospecha de la presencia de amianto en el ambiente.

ENCUENTRO EN VALENCIA

El Instituto de Biomecánica acoge la reunión de esta iniciativa europea, que se celebra este lunes y mañana martes en Valencia. El IBV presentará en estas jornadas los resultados del 'Estudio horizontal para detectar las necesidades de los potenciales usuarios del detector ALERT' y de un estudio piloto para diseñar el sistema de alarmas del detector.

No existe en la actualidad un sistema para poder detectar el amianto en tiempo real. El proyecto ALERT --como se ha denominado esta iniciativa-- pretende cambiar esta situación. Hace una década, unos investigadores descubrieron la forma de detectar las fibras de amianto mediante técnicas basadas en la dispersión de la luz. Debido a las barreras técnicas y económicas, los avances hasta la fecha se han visto muy limitados.

"Afortunadamente el apoyo de la Comisión Europea nos permite avanzar en esta línea de trabajo y desarrollar un sistema que pueda utilizar el trabajador de manera continua en su entorno de trabajo y evitar una exposición incontrolada a estas fibras tan perjudiciales para la salud", ha puntualizado Alfonso Oltra.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.