En un modelo de ratón

La infección por rotavirus acelera la diabetes autoinmune

Actualizado 10/06/2015 13:33:28 CET
La infección por rotavirus acelera la diabetes autoinmune en ratón
Foto: BARBARA COULSON

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Se cree que una combinación de la predisposición genética y factores ambientales provoca diabetes autoinmune (tipo 1). Ahora, un estudio publicado este jueves en 'Plos Pathogens' ha descubierto los mecanismos por los que la infección por rotavirus contribuye a la diabetes autoinmune en un modelo de ratón de la enfermedad.

   Los ratones diabéticos no obesos (NOD) son propensos a desarrollar diabetes y la infección por rotavirus acelera la aparición de la enfermedad. La principal autora de este estudio, Barbara Coulson, y sus colegas de la Universidad de Melbourne, Australia, probaron la hipótesis de que el virus hace esto induciendo la "activación del espectador".

   La activación del espectador supone que un intruso extranjero (en este caso el rotavirus) provoca una activación fuerte pero no específica del sistema inmunológico y que este estado elevado de activación "se derrama" a un subconjunto de células inmunes específicas que pueden reconocer y atacar no el intruso viral sino algunas de las propias células del cuerpo, en este caso las células de los islotes pancreáticos que producen insulina.

   De hecho, los investigadores encontraron que cuando las células del bazo de los ratones NOD se encuentran con el rotavirus, se activan dos tipos de células del sistema inmune: las células B productoras de anticuerpos y las llamadas células dendríticas, que son una parte clave de una respuesta inmune coordinada.

Así, estos expertos pudieron mostrar que esta activación implica el "desembalaje" del virus, exponiendo sus activadores inmunes virales, así como mediadores inmunes específicos del huésped, incluyendo uno llamado TLR7 e interferones de tipo 1.

   La activación del rotavirus de un tipo específico de células dendríticas llamadas plasmacitoides es necesaria para poner en marcha otro tipo de células inmunes llamadas células T, que pueden reconocer y destruir las células de los islotes pancreáticos y son las responsables de la diabetes tipo 1.

Cuando están encendidas, las células dendríticas plasmacitoides producen niveles muy altos de interferones de tipo 1, lo que sugiere que tienen un papel específico mediador en el efecto espectador que conecta la infección por rotavirus con la aceleración de la diabetes.

   Los resultados sugieren que la infección viral es capaz de acelerar la diabetes tipo 1 a través de un efecto espectador inmune y señala un número de jugadores clave, las células inmunes y moduladores inmunes como el interferón, que están vinculados a la aceleración de la enfermedad en el modelo de ratón y que habría que investigar en humanos.

"El papel de señalización del interferón tipo 1 en la aceleración de la diabetes después de la infección por rotavirus merece un análisis más profundo", concluyen los investigadores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter