La incidencia de la endocarditis infecciosa crece en España un 20% en 12 años

Corazón
PIXABAY/SBTLNEET
Publicado 06/02/2018 13:53:10CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La incidencia de endocarditis infecciosa ha crecido en España de 2,72 casos por cada 100.000 habitantes a 3,49 casos, lo que supone un aumento del 20 por ciento en poco 12 años, según ha puesto de manifiesto un estudio publicado en el 'Journal of the American College of Cardiology', impulsado por el Servicio de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos (Madrid), patrocinado por la Fundación Interhospitalaria del Corazón (FIC) y que ha recibido el apoyo metodológico de la Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (IMAS).

Se trata de una infección del endocardio, capa más interna que recubre el interior de las cavidades del corazón y de las válvulas cardíacas, provocada por la invasión de microorganismos desde el torrente sanguíneo. Esta grave enfermedad tiene una mortalidad alta, dado que se calcula que uno de cada 5 pacientes ingresados por endocarditis fallecen, si bien la mortalidad ha ido disminuyendo un 0,2 por ciento por año situándose en el 20,4 por ciento.

Según los resultados del estudio, en el que se han analizado 16.867 episodios, el incremento de casos se dio sobre todo en las personas de más edad, en las cuales la prevalencia de otras enfermedades, así como el número de procedimientos diagnósticos y terapéuticos, es mayor. En total, el 66,3 por ciento de los casos registrados en el trabajo eran varones, la edad media fue de 63,8 años y la media de hospitalización fue de 26 días.

En cuanto a los microorganismos encontrados, los más frecuentes siguen siendo los estafilococos (28,7%) seguidos de los estreptococos (20,4%), aunque los estafilococos dorados y los estreptococos han sufrido un ligero descenso.

Finalmente, el trabajo ha puesto de manifiesto que el porcentaje de enterococos (13,1%) se ha incrementado considerablemente con los años, así como los estafilococos coagulasa negativos, hecho probablemente asociado a la mayor edad y presencia de comorbilidades en los pacientes ingresados por endocarditis infecciosa.