Identifican un nuevo mecanismo de actuación de una proteína en la progresión tumoral

Instituto de Investigaciones Biomédicas “Alberto Sols” (UAM-CSIC)
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES BIOMÉDICAS “ALBERTO S
Publicado 23/06/2017 14:02:04CET

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores españoles han identificado la implicación de la vía de señalización IRE1-XBP1 en la progresión tumoral producida por la acumulación de la proteína Lisil Oxidasa Like-2 (LOXL2) en las células tumorales. Este descubrimiento abre nuevas perspectivas en el desarrollo de terapias frente a la metástasis, responsable de la mayoría de muertes por cáncer.

El equipo de investigadores está formado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols (centro mixto UAM-CSIC) y la Fundación MD Anderson de Madrid, e integrado en el Instituto de Investigación Sanitaria IdiPAZ, y en el Centro de Investigación Biomédica en Red, área de Cáncer (CIBERONC). El estudio ha sido publicado en 'Scientific Reports'.

Para que las células tumorales puedan propagarse y desarrollar metástasis deben adquirir una serie de características que les proporcionen la capacidad de diseminarse por el organismo e invadir órganos diferentes al de origen. El conjunto de modificaciones celulares y moleculares implicadas en la adquisición de esas características forman un proceso complejo que se conoce como 'Transición Epitelio-Mesénquima' (TEM), que es un reflejo de la capacidad de cambio de las células tumorales, denominado plasticidad celular.

Mediante experimentos llevados a cabo 'in vitro' con diferentes modelos celulares, el nuevo estudio demuestra que LOXL2 se acumula en el retículo endoplásmico de células tumorales agresivas y metastásicas, donde interacciona con HSPA5, "secuestrándola" y, en consecuencia, activando a los efectores de UPR. En particular LOXL2 acumulada en RE activa la vía IRE1-XBP1, lo que a su vez promueve la expresión de una batería de genes (factores de TEM) necesarios para la inducción del proceso de TEM, responsable en definitiva de la adquisición de las características invasivas y metastásicas.

De acuerdo con los autores, la relevancia de estos hallazgos viene avalada por el hecho de que al bloquear la acción de LOXL2 en la inducción del proceso de TEM con un inhibidor específico de la vía IRE1-XBP1, se evita la adquisición de las características asociadas a las células tumorales más agresivas.

El estudio abre así nuevas perspectivas de tratamientos anti-metastásicos mediante el uso de inhibidores de vías de señalización activadas de manera anómala en las células tumorales por proteínas como LOXL2. "Indudablemente, son necesarios estudios adicionales para confirmar a corto-medio plazo la aplicación de estos resultados a pacientes neoplásicos", concluyen los autores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter