En moscas de la fruta

Identifican una enzima clave para el aprendizaje

Estrés, memoria, pensar
GETTY
Publicado 20/02/2017 8:36:36CET

   MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La reacción de un animal a un olor o a alimentos u otros estímulos depende en gran medida de las experiencias pasadas y cómo se han introducido en la memoria. Aunque se sabe que las conexiones entre las neuronas en el cerebro, llamadas sinapsis, se alteran durante el aprendizaje permanecen muchos misterios sobre cómo se forman los recuerdos.

   Es particularmente importante estudiar cómo las proteínas y los genes individuales actúan en este proceso porque la pérdida del aprendizaje y de la memoria debido al envejecimiento o a las enfermedades puede reducir nuestro bienestar. En un artículo publicado recientemente en 'Cell Reports', un equipo de científicos, dirigido por Anandasankar Ray, profesora asociada de la Universidad de California, Riverside, en Estados Unidos, ha comenzado a desentrañar algunos de estos misterios.

   Estos investigadores mostraron que una enzima específica llamada inhibidor de la deacetilasa de la histona 6 (HDAC6) desempeña un papel importante en el aprendizaje de moscas de la fruta ('Drosophila melanogaster'), un organismo modelo común. Un análisis más detallado demostró que es probable que la enzima actúe como un "regulador", que puede aumentar o disminuir la señal a través de las sinapsis (conexiones neuronales) a medida que un animal aprende algo nuevo.

   Las histonas deacetilasas (HDAC) se han estudiado ampliamente como dianas de fármacos en enfermedades neurodegenerativas, como Lou Gehrig (esclerosis lateral amiotrófica), Parkinson, Alzheimer y Huntington, pero se sabe menos sobre su papel en las neuronas sanas. La investigación de otros expertos ha demostrado que HDAC6 podría tener diversos roles dependiendo de las patologías neurodegenerativas.

   Pero saber que la enzima HDAC6 tiene un papel en el aprendizaje en el modelo de la mosca de la fruta puede ayudar en el futuro si funciona de la misma manera en los seres humanos, según Ray, quien señala que podrían utilizarse fármacos de moléculas pequeñas que ya se sabe que bloquean la actividad de la enzima para tratar el trastorno de estrés postraumático. O se podrían emplear medicamentos que realzan la actividad de la enzima para mejorar la memoria a medida que una persona envejece o desarrolla una enfermedad que causa pérdida de memoria.

   Además de Ray, que también es director del Centro para la Investigación de Vectores de Enfermedades en UC Riverside, los autores son: Sarah Perry, exalumna del programa de Genética, Genómica y Bioinformática de UC Riverside en el laboratorio Ray, y Beril Kiragasi y Dion Dickman, ambos de la Universidad del Sur de California, Estados Unidos. Su trabajo se publica en la portada de la edición de este martes de 'Cell Reports' con un dibujo de la primera autora Sarah Perry.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter