El IBV investiga cómo desarrollar unas gafas que avisen de obstáculos a las personas con discapacidad visual

Actualizado 23/03/2010 12:45:52 CET

VALENCIA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) trabaja en una investigación, con participación de instituciones de varios países, que tiene como objetivo desarrollar un dispositivo que permita avisar a las personas con discapacidad visual de los obstáculos que se encuentren a su paso, según informó la entidad en un comunicado.

El proyecto europeo Bravis espera desarrollar en dos años este dispositivo que contará con un sistema integrado en unas gafas mediante una interfaz háptica que permitirá tener una percepción "detallada" del entorno a las personas con escasa o nula visión. El dispositivo funcionará mediante un sistema de captación de imágenes que se integrará en las gafas.

La información procesada llegará al oído del usuario mediante auriculares con un sistema de audio 3D y al tacto por vibración y mapa táctil. Las funciones principales de este dispositivo permitirán desplazarse, identificar objetos y leer texto, según la misma fuente.

La directora del ámbito de Personas Mayores y Atención a la Dependencia del IBV, Rakel Poveda, explicó que el objetivo es que el prototipo patentado por las pymes que participan en el proyecto "llegue dos años después --cuatro en total-- al mercado, ya que previamente se deberán acometer estudios de mercado y reducir el tamaño y peso del sistema".

Coordinado por Baum Engineering SRL, el proyecto Bravis reúne a instituciones de Reino Unido, España, Rumanía, Hungría e Irlanda y está cofinanciado por la Comisión Europea a través del VII Programa Marco mediante las acciones de apoyo a Proyectos de Investigación en Beneficio de las pymes.

El Instituto de Biomecánica de Valencia acoge el 24 y el 25 de marzo una reunión de trabajo de los socios del proyecto con el objetivo de "impulsar" el desarrollo de este dispositivo que se diseñará en el IBV, "no sólo desde el punto de vista funcional sino también para que sea ergonómico".

Por este motivo, durante el proyecto se llevarán a cabo ensayos y pruebas con personas con discapacidad visual para comprobar que "estas gafas realmente les ayudan a mejorar su calidad de vida al permitirles una mayor autonomía en las actividades del día a día como son caminar por el hogar o salir a la calle".

Según datos de la Organización Mundial de la Salud en el mundo hay aproximadamente 314 millones de personas con discapacidad visual, 45 millones de las cuales son ciegas. En cuanto a Europa, la Unión Europea de Ciegos cifra en 30 millones de personas invidentes y deficientes visuales en los 45 países miembros de esta organización. Esto se basa en la premisa de que 1 de cada 30 personas es ciega o deficiente visual, teniendo en cuenta las distintas definiciones de la deficiencia visual.