Contador

Hiperhidrosis: cuando el sudor se convierte en enfermedad

Sudoración excesiva/ hiperhidrosis
GETTY
Publicado 07/08/2017 10:49:22CET

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

En torno al 3 por ciento de la población sufre hiperhidrosis, una patología que se produce cuando la sudoración se vuelve excesiva y no es acorde a la temperatura, ya que puede afectar tanto durante el invierno como en el verano.

"La hiperhidrosis puede ser de dos tipos: primaria o secundaria", ha comentado la dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América y de Vithas Internacional, Mayte Truchuelo. En concreto, la primera de ellas es, la más frecuente, "suele ser de causa desconocida y se relaciona con situaciones de nervios y estrés por el exceso de activación del sistema parasimpático". Su comienzo es habitual en la infancia o adolescencia y acompaña al paciente durante toda su vida.

Asimismo, la secundaria se asocia a otras patologías, como pueden ser la diabetes, trastornos de tiroides o medicaciones de modo que tratando estas enfermedades los síntomas del paciente mejorarán.

Entre las partes del cuerpo más afectadas por este exceso de sudor se encuentran las axilas, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Sin embargo, en casos extremos "puede producir pelado de las palmas de las manos, eccema o roces, pero en ningún caso se habla de alergia al sudor, patología que apenas existe", ha declarado la dermatóloga.

TRATAMIENTO

Esta patología no puede prevenirse, pero sí se puede paliar con diferentes tratamientos, entre los que destaca el uso de toxina botulínica, ya que es "más eficaz y con menos efectos secundarios", ha afirmado Truchuelo.

Esta terapia puede inyectarse en las axilas y en las palmas de las manos. "En el caso de las manos será necesario aplicar anestesia regional para que no moleste el pinchazo; no así en el caso de las axilas, donde se tolera mejor", ha indicado la dermatóloga.

Además, la doctora ha destacado la afectación psicológica que puede sufrir el paciente, por ello "cuando es necesario se complementan los tratamientos con terapias conductuales que ayudan a manejar la ansiedad y el estrés".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter