Regresan a Tenerife 13 compañeros de los jóvenes que permanecen aislados en Francia

Actualizado 24/07/2009 19:19:39 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de 13 jóvenes del grupo que viajó a París a un curso de idiomas, organizado por el Cabildo de Tenerife está de vuelta en la isla. Los chicos, que ya se encuentran con su familia, podrán hacer vida normal, aunque según ha confirmado el Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, los menores deberán ser observados por sus padres hasta el día 30 de julio. En caso de que presentaran algún síntoma catarral deberán ser llevados a su médico de cabecera.

La consejera del área de Juventud, Educación e Igualdad del Cabildo de Tenerife, Josefa García, se desplazó a primera hora de la tarde de hoy hasta el aeropuerto para recibir a los jóvenes y acompañar a los padres, con los que ha estado en permanente contacto personal a lo largo de estos días. Josefa García mostró en un comunicado su satisfacción por que los chicos ya estén de regreso y señaló que "ahora sólo esperamos la vuelta del resto del grupo que se producirá en breve".

Los menores que todavía hoy permanecen en la escuela francesa bajo observación, tienen previsto regresar a Tenerife próximamente, una vez que los responsables sanitarios que les atienden firmen el alta médica para que puedan salir del país y volver a sus hogares. Este grupo evoluciona favorablemente.

El Cabildo de Tenerife ha estado en permanente contacto con el centro en el que se alojan los niños, así como con los responsables del grupo y con sus familiares a los que ha mantenido continuamente informados. Además, en los primeros días, un representante del área de Juventud se desplazó hasta la capital francesa para estar con los chicos y acompañarles en una situación como esta.

Los 30 jóvenes, de edades entre 14 y 17 años, forman parte de una expedición que se desplazó a París el pasado día 5 de julio para participar en un curso de idiomas organizado por la Corporación insular. Los chicos se alojaban en una escuela de idiomas de la capital francesa junto a estudiantes del resto de España y de otros países.