El Gobierno dice que compete a las CCAA la coordinación y comunicación entre organismos para prevenir la lipoatrofia

Actualizado 03/11/2007 16:52:20 CET

VALENCIA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno afirma que compete a las Comunidades Autónomas fijar las pautas de coordinación y comunicación pertinentes entre los servicios de prevención de las empresas, las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social, y las Autoridades Laborales y Sanitarias para prevenir la lipoatrofia semicircular y a los empresarios establecer las medidas de prevención necesarias cuando en sus empresas se den las condiciones identificadas como factores de riesgo asociados a este trastorno.

La lipoatrofia semicircular (LS) es una alteración poco frecuente, idiopática (sin causa conocida), que consiste en una zona semicircular de atrofia del tejido adiposo situado en el tejido subcutáneo, recuerda el ejecutivo en una respuesta parlamentaria a la que ha tenido acceso Europa Press.

Se presenta sobre todo en los muslos o antebrazos, de forma unilateral o bilateral y sin sintomatología acompañante. La mayoría de los casos han ocurrido en mujeres. Las primeras veces en que este fenómeno se relacionó con las condiciones ambientales de los edificios en los que se trabajaba fueron en Alemania en 1974 y en el Reino Unido en 1981.

Desde 1995 se han descrito numerosos casos en distintos países: Bélgica, Francia, Italia, Reino Unido y Holanda. En España se detectaron los primeros casos en febrero de 2007, en una empresa de oficinas de Barcelona y, posteriormente, se declararon nuevos casos en otras empresas de Barcelona y de las Comunidades Autónomas de Madrid, el País Vasco, Cantabria y de la Comunitat Valenciana.

La causa de la lipoatrofia semicircular es, hasta el momento, desconocida. Sin embargo, asegura el Gobierno, "la evidencia científica recopilada identifica determinados factores de riesgo relacionados (presión, campos electromagnéticos y/o electricidad estática), por lo que cabe actuar sobre ellos".

En este sentido, "y teniendo en cuenta la normativa en materia de prevención de riesgos laborales corresponde a los empresarios establecer las medidas de prevención necesarias cuando en sus empresas se den las condiciones identificadas como factores de riesgo asociados a este trastorno".

Asimismo, apuntan, "corresponde a las Comunidades Autónomas fijar las pautas de coordinación y comunicación pertinentes entre los servicios de prevención de las empresas, las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social, y las Autoridades Laborales y Sanitarias".

La lipoatrofia semicircular es reversible en todos los casos cuando finaliza la exposición a los factores de riesgo que la causan. El seguimiento más largo (11 años) y con mayor número de afectados así lo confirma, por lo que la acción que cabe plantearse es el seguimiento de las personas afectadas y de la evolución de su lesión, que corresponde a los servicios de prevención de las empresas en las que trabajan, y a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales correspondientes.

Hasta el momento, el Instituto de Salud Carlos III no ha recibido ninguna solicitud de colaboración de sus centros para este problema.

No obstante, se señala que han sido financiados por el FIS diversos proyectos de investigación relativos a la lipoatrofia que, aún no referidos específicamente a lipoatrofia semicircular, pueden resultar de interés sobre el asunto. En concreto, se han financiado tres proyectos, uno en el Hospital general de Alicante y dos en el Hospital Clínico de Barcelona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter