Farmaindustria dice que los sistemas sanitarios podrán financiar las innovaciones con fórmulas flexibles e inteligentes

JORNADA FARMAINDUSTRIA
FARMAINDUSTRIA
Publicado 19/06/2018 12:25:22CET

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Farmaindustria, Jesús Acebillo, ha asegurado este martes, durante la inauguración de la jornada 'Innovación biomédica: una revolución en marcha' organizada en el marco de la iniciativa europea '#WeWontRest', que los sistemas sanitarios van a ser "plenamente capaces" de financiar las innovaciones, "sin poner en riesgo la sostenibilidad", si buscan fórmulas de financiación "inteligentes y flexibles".

"La medicina de precisión trae consigo una necesaria transformación de los sistemas sanitarios y también de los modelos de financiación de la innovación. En la industria somos conscientes de ello. Las innovaciones disruptivas abren grandes oportunidades y también notables desafíos. La creciente especificidad de los medicamentos facilita la efectividad, al aproximar el tratamiento concreto al paciente concreto, pero también el menor número de pacientes tratados afectará necesariamente a su precio", ha argumentado Acebillo.

Sin embargo, a su juicio, hay soluciones para hacer "compatible" el acceso a la innovación sin poner en riesgo la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, ni del modelo actual de investigación, como son el uso de fórmulas flexibles de innovación y el incremento de la eficiencia del sistema. Por ello, ha abogado por el impulso de un modelo de crecimiento generador de riqueza "para todos", de la mano de la innovación y compatible con la transformación sostenible de la economía.

"Un modelo que, además, garantice el acceso a todos los ciudadanos a las mejores prestaciones, incluidas las terapias más eficaces e innovadoras. Y, para lograrlo, el Gobierno siempre encontrará a su lado a este sector; un sector firmemente comprometido con la sociedad en la que desarrolla su actividad y con la innovación biomédica como motor de transformación", ha apostillado el presidente de Farmaindustria.

Y es que, tal y como ha recordado, el actual modelo de investigación y desarrollo de nuevos fármacos ha hecho posible que en las últimas décadas hayan aparecido terapias innovadoras que han permitido curar enfermedades que antes no tenían cura (como por ejemplo la hepatitis C), cronificar patologías que eran mortales (VIH) o aumentar las tasas de supervivencia y la calidad de los pacientes con cáncer.

EL PAPEL PROTAGONISTA DEL MEDICAMENTO

De hecho, en los últimos 25 años las muertes por enfermedades oncológicas se han reducido un 20 por ciento y, sólo en lo que va de siglo, los fallecimientos por patologías cardiovasculares han caído un 37 por ciento y, además, las terapias biológicas han cambiado el curso de las enfermedades reumáticas.

"Es indudable el protagonismo del medicamento, al que se le otorgan dos tercios de la ganancia de esperanza de vida en la primera década de este siglo. Y no al medicamento en general, sino a la innovación, a veces disruptiva, introducida a lo largo de esos mismos años. Hoy, de la mano de la genómica y de la proteo-genómica funcional, estamos en los albores de un gigantesco paso adelante. Estamos comenzando a hacer realidad la medicina de precisión, es decir, la de tratamientos específicos para pacientes concretos", ha aseverado Acebillo.

En este sentido se ha pronunciado la especialista de Oncología de la Unidad de Investigación en Terapia Molecular del Cáncer del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Irene Braña, quien ha destacado los beneficios que está aportando la medicina de precisión en la que se busca las "dosis adecuadas, de las drogas adecuada, para el paciente adecuado y en el momento adecuado".

Una nueva estrategia terapéutica que, tal y como ha asegurado la doctora, mejora el tratamiento del paciente pero, también, la tasa de éxito en el desarrollo de fármacos, especialmente los dirigidos contra el cáncer, si bien ha avisado de que para que pueda ser una realidad constante en la práctica clínica se necesitan mejorar los programas de cribado y la elaboración de los ensayos clínicos.

Otro de los avances que se están produciendo en los últimos años es el desarrollo de las terapias génicas que, tal y como ha informado la directora del Programa de Terapia Génica y Regulación de la Expresión Génica del Centro de Investigación Médica Aplicada de la Universidad de Navarra, Gloria González, están aportando importantes resultados en enfermedades raras como, por ejemplo, en atrofia muscular espinal, enfermedad de Falconi o enfermedad de Wilson, entre otros.

Asimismo, la médico consultor del servicio de Hematología y Oncología Pediátrica del Hospital San Joan de Déu de Barcelona, Susana Rives, ha explicado los beneficios que está aportando la terapia con linfocitos T-CAR en hematología pediátrica y, especialmente, en la leucemia linfoblástica aguda de mal pronóstico.

Un tratamiento que está consiguiendo aumentar la supervivencia a muchos de estos pacientes que no tenían más opciones terapéuticas, si bien todavía tiene importantes toxicidades y retos que hay que afrontar como, por ejemplo, las recaídas o el tiempo que se tarda hasta poder ser administrado.

A pesar de los retos, los expertos han insistido en la revolución que están suponiendo todas estas terapias. "Estamos en medio de una revolución histórica en biotecnología que está reimaginando la Medicina, a través de las nuevas terapias moleculares, genéticas y celulares, que están transformando radicalmente la evolución de las enfermedades y la vida de los pacientes", ha zanjado el presidente de Farmaindustria.