Algunos menores tienen trastornos no reconocidos

La falta de sueño podría estar relacionada con el bajo rendimiento académico de los niños

dormir, sueño, niño, colegio, pupitre, recurso
LOVE KRITTAYA/WIKIMEDIA
Publicado 19/08/2013 12:02:21CET

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La falta de sueño podría estar relacionada con el bajo rendimiento académico de los niños, según ha evidenciado una investigación realizada por la Universidad Federal de Sao Paulo (Brasil) sobre niños de entre 7 y 10 años de diferentes escuelas públicas de esta región brasileña.

Este trabajo, que ha sido publicado en la edición 'on line' de la revista 'Sleep Medicine', expone que los menores con problemas para dormir tienden a rendir menos en el colegio que los que sí consiguen tener un buen descanso durante la noche.

Para llegar a las conclusiones obtenidas en la investigación, los especialistas han revisado unos 5.400 cuestionarios distribuidos en las escuelas públicas entre los años 1999 y 2001. Tras ello, se analizaron las calificaciones obtenidas por los mismos niños en lengua materna y matemáticas, así como otro cuestionario realizado por los progenitores de los menores.

Así, han constatado que cerca del 31 por ciento de los niños presentaban síntomas de trastorno del sueño, mientras que cerca del 27 por ciento tenían signos de este problema a nivel respiratorio. Por ello, y tras analizar los hallazgos, sostienen que la privación del sueño puede afectar a ciertas partes del cerebro, "especialmente los lóbulos frontales".

En concreto, los expertos aseguran que los niños que presentaron signos de trastornos del sueño o respiratorios "tuvieron calificaciones más bajas que el resto". Como ejemplo se ofrecen las notas en lengua, asignatura en la que el 13 por ciento de los niños que no descansan bien durante la noche tienen malas notas, porcentaje que desciende hasta el 9 por ciento en los otros niños.

Por su parte, en matemáticas, los datos son aún más distantes, ya que el mal rendimiento se observa en un 25 por ciento de los menores pertenecientes al primer grupo, mientras que éste sólo se atisba en un 8 por ciento en el segundo.

Por ello, el equipo de investigadores dirigidos por la autora principal del estudio y miembro de este centro universitario brasileño, la doctora Luciane Bizari Coin de Carvalho, sostiene que es necesario "que todos los profesionales sanitarios y educadores se den cuenta de este sorprendente efecto para que tomen las medidas apropiadas".

PUEDE CONVERTIRSE EN UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

A juicio de la experta, y debido a que estos trastornos "son muy frecuentes", siéndolo más aún los respiratorios, esta situación puede constituirse "en un problema de salud pública". Todo ello también debido a que "aproximadamente una cuarta parte de los niños estadounidenses han perturbado su sueño en algún momento de su infancia", señalan.

La explicación a ello la encuentra Coin de Carvalho en que las horas antes al sueño son "irregulares y con ansiedad". Además, expone que muchos niños "pueden tener trastornos del sueño no reconocidos, como sonambulismo, pesadillas o apnea del sueño".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter