Experto defiende el uso de la triple terapia contra el VIH dado que los estudios con menos fármacos no son suficientes

Doctor Santiago Moreno
HOSPITAL RAMÓN Y CAJAL
Publicado 27/10/2016 17:01:35CET

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

En los últimos años se está buscando simplificar el tratamiento del VIH sin perder eficacia y seguridad pero, de momento, la triple terapia sigue siendo la medida más eficaz para combatir el virus ya que los estudios con menos fármacos "no son todavía suficientes" para recomendar su uso en todos los pacientes.

Así lo ha asegurado el jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal (Madrid), Santiago Moreno, que participa estos días en el Congreso Internacional de terapias Antirretrovirales que se celebra en Glasgow (Escocia), donde precisamente se han presentado datos de eficacia y seguridad sobre terapias con dos fármacos.

"Nadie cuestiona que hoy tenemos que empezar con un régimen de tres fármacos", según ha reconocido Moreno, que no obstante admite que en algunos pacientes bien controlados se pudieran pasar de tres a dos fármacos aunque todavía hay "demasiadas lagunas del conocimiento en este punto".

De los regímenes con menos fármacos parece haber quedado claro que la monoterapia (un solo fármaco) es insuficiente ya que se asocia con mayor tasa de fracaso virológico. Y en cuanto a los regímenes con dos fármacos, según Moreno, los datos aún no son suficientes para poder garantizar que funcionen bien en todos los pacientes, incluso a nivel clínico.

"Además hay que determinar en qué medida reducir el número de fármacos puede conducir a una persistencia de mayor grado de inflamación y activación inmune, con consecuencias para los pacientes", ha advertido Moreno.

Por otro lado, este experto ha reconocido que actualmente el abordaje del VIH ya no pasa sólo por conseguir la carga viral indetectable y, como consecuencia, la recuperación inmunológica y evitar la progresión clínica.

"Se precisa que el objetivo se consiga con el mínimo impacto para los pacientes, es decir, que sea medicación bien tolerada y sin toxicidad significativa asociada, de tal manera que se preserve al máximo la calidad de vida de los pacientes", ha destacado este experto, que recientemente ha participado en el Simposium 'Ir más allá de la indetectabilidad' organizado por Gilead el pasado 25 de octubre en el marco del congreso HIV Drug Theraphy que ha tenido lugar en Glasgow.

En este sentido, ha celebrado que los nuevos fármacos antirretrovirales hayan llenado "huecos importantes" en el tratamiento de la enfermedad. Así, la disponibilidad ahora de fármacos que contienen tenofovir alafenamida garantiza el mismo éxito en el control virológico disminuyendo de forma significativa la toxicidad (en el riñón y el hueso), que hace que muchos pacientes no pudieran recibir análogos de nucleótidos, presentes en todos los tratamientos de inicio.

Asimismo, los datos acumulados sobre los inhibidores de la integrasa permiten construir regímenes de tratamiento más eficaces, mejor tolerados y menos tóxicos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter