Ante una posible liberación accidental

Alertan del riesgo para la humanidad de experimentar con la gripe aviar

Actualizado 21/05/2014 10:04:19 CET

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   Los experimentos que crean peligrosas cepas de la gripe que son transmisibles entre los mamíferos suponen un riesgo demasiado grande para la vida humana por su potencial liberación, según un editorial de investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH, por sus siglas en inglés) y la Escuela de Salud Pública de Yale, ambas en Estados Unidos, publicado este martes en la edición digital de 'Polos Medicine'.

   Los científicos que escriben ese texto reclaman un mayor escrutinio de los experimentos que hacen cepas de gripe virulentas transmisibles y que para futuros estudios sobre la transmisión de la gripe utilicen enfoques alternativos más seguros y eficaces. "Estos estudios recientes plantean cuestiones éticas fuertes", afirma el autor Marc Lipsitch, profesor de Epidemiología y director del Centro de Dinámica de Enfermedades Transmisibles en la HSPH.

   "Hemos aceptado los principios consagrados en el Código de Nuremberg, que dicen que los experimentos biomédicos que plantean un riesgo para los seres humanos sólo pueden realizarse si proporcionan beneficios suficientes que compensen los riesgos y si no hay otros medios para obtener esos beneficios. Aunque estos experimentos no implican directamente a la gente, ponen en peligro la vida humana y el bienestar de las personas", añade.

   Varios documentos recientemente publicados han informado sobre los exitosos  esfuerzos de manipular la capacidad de las virulentas cepas de la gripe aviar para pasar entre los hurones, animales que responden al virus de forma comparable a los seres humanos. El objetivo de estos estudios es proporcionar pruebas que lleven a mejorar la vigilancia de la gripe pandémica y el diseño de vacunas.

   Aunque los experimentos con estos llamados nuevos potenciales patógenos de pandemias (PPP) se realizan con altos niveles de bioseguridad, Lipsitch y Alison Galvani, de Yale, argumentan que plantean un riesgo sustancial para la vida humana. A su juicio, como existen métodos seguros y eficaces para el estudio de la gripe, los beneficios potenciales de los experimentos sobre las PPP no son mayores que los riesgos de un derrame accidental y una difusión mundial.

   Los autores piden el gobierno de Estados Unidos y otros proveedores de fondos que realicen un análisis integral de riesgos y beneficios antes de realizar más estudios con PPP. Estiman que si diez laboratorios de alta contención en Estados Unidos hicieran esos experimentos durante una década, habría un riesgo de casi un 20 por ciento de al menos una infección de gripe adquirida en el laboratorio con el potencial de propagarse.

   En los países que operan bajo condiciones menos estrictas que Estados Unidos, el riesgo es mucho mayor, alertan. Si se liberara un PPP, podría dar lugar a la transmisión generalizada de humano a humano de un virus altamente virulento. Se cree que la cepa de la gripe H1N1 que causó una pandemia en 1977 y continuó circulando durante 20 años fue puesta en libertad por error de un laboratorio en Rusia o China.

   Lipsitch y Galvani argumentan que los enfoques científicos alternativos no sólo tienen menos riesgo sino que también presentan más probabilidades de generar resultados que se puedan traducir rápidamente en beneficios para la salud pública. Estos expertos describen varias estrategias, como análisis de secuencias y modelado de dinámica molecular, para señalar los rasgos de los determinantes genéticos que predicen transmisibilidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter