Evitar caer en el síndrome de niño hiperregalado en Navidad

Foto La Fundación Bancaria ”La Caixa” Ayuda A Más De 70 Niños Y Adolescentes De
EUROPA PRESS
Publicado 21/12/2017 13:08:04CET

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Como cada año se acerca la Navidad y, como cada año, se acerca el dilema sobre qué y cuánto regalar a los niños en estas fechas. A ellos es a quienes más ilusión hacen estas fiestas, en parte por la visita de los Reyes Magos o Papá Noel y sus regalos.

Sentarse a escribir la carta es un momento idóneo para educar a nuestros hijos, inculcándoles valores como la moderación, la solidaridad, la toma de decisiones o el establecimiento de prioridades, tal y como nos recuerda la terapeuta y autora de dos libros, Marisa Navarro.

Es importante saber cuáles son los regalos que están esperando con tanta ilusión y poder así elegir el juguete perfecto, que "estimule sus capacidades, que puedan compartir y que ayude a que el niño crezca en sus habilidades sociales", según explica la doctora.

Lo que debemos tratar de evitar es llenar a los niños de regalos, lo que se conoce como el síndrome del niño 'hiperregalado', que sufren los niños que, ante tal avalancha de obsequios en un mismo día, y con tantos focos de atención, son incapaces de concentrarse en ninguno.

El niño, al recibir tantos regalos, acabará por no valorarlos. Así, no le hacemos ningún favor con esta práctica, ya que les transmitimos unos valores muy negativos, como dar poco o ningún valor a las cosas, pensar que todo es fácil de conseguir, y que no necesitan esforzarse para obtener lo que desean y volviéndose enormemente cómodos.

Por ello, acabaremos creando frustración en los menores, así como falta de imaginación e ilusión por las cosas. Características que les acompañarán cuando sean adultos, y se reflejarán en todas las facetas de su vida.

Es importante que no tratemos de suplir el tiempo que no pasamos con los niños. Quizá trabajemos mucho y no les dediquemos el tiempo y atención suficiente, lo que nos hace sentir culpables, así que les compramos mas incluso de lo que ellos piden. Pero no somos conscientes del perjuicio que les estamos haciendo. Los regalos no sustituyen el tiempo que podemos pasar con los niños, aprovechemos los juguetes para jugar con ellos, y prestarles la atención que requieren, advierte la experta.

Por este motivo, la doctora comenta que lo ideal es recibir como máximo cuatro o cinco regalos, siempre que sea posible, que deberían consistir en algo para leer, algo útil como un nuevo estuche de pinturas para la escuela, algo necesario como unos nuevos zapatos, o un abrigo y algún juguete que el niño desee.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.