LA CRISIS Y LOS TELÉFONOS INTELIGENTES INCREMENTAN EL ESTRÉS

Evita el 'tecnoestrés' en vacaciones siguiendo estas pautas

Playa, móvil, vacaciones
PIXABAY
Publicado 29/07/2016 11:12:34CET

   MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 'síndrome del ejecutivo' y el 'tecnoestrés', adicción psicológica al uso de tecnología, son situaciones estresantes que sufren algunas personas en verano y que pueden llegar a dificultar el descanso de las vacaciones, por ello el profesor de la Universidad CEU San Pablo, Fernando Miralles, recomienda usar menos el teléfono móvil para prevenir este problema y disfrutar de ese periodo.

Los nuevos teléfonos inteligentes provocan que la persona estén recibiendo constantemente correos electrónicos, incapacitándoles para seguir una conversación normal en reuniones familiares o con amigos. Además, con la crisis económica, los trabajadores perciben las vacaciones como un problema porque creen que es un periodo en el que no saben qué es lo que está pasando en su empresa.

   Del mismo modo, el profesor explica que el uso de las redes sociales y el 'whatsApp' incrementan los niveles de ansiedad en personas que no saben utilizarlo adecuadamente, por ello recomienda usarlas debidamente o disminuir su consumo diario.

   Los más jóvenes están teniendo episodios de adicción psicológica al uso de la tecnología cada vez más seguido, ya que, por ejemplo, no pueden salir de sus casas sin sus teléfonos móviles. Esto tiene consecuencias como la pérdida del factor humano y el incremento de la 'convivencia whatsappeada' o que algunos jóvenes no sepan hablar en público o en privado.

RECOMENDACIONES PARA DISMINUIR EL ESTRÉS EN VACACIONES

   El profesor aconseja tomarse unos catorce días seguidos de vacaciones para desconectar del puesto de trabajo y hacer, cada día, un mínimo de quince minutos de deporte, como gimnasia, andar rápido, nadar, etc.

   Quitarse el reloj y no mirar la hora en el teléfono móvil para adaptar las actividades diarias al reloj biológico, es decir, despertarse y acostarse cuando el cuerpo lo pida o comer cuando se tenga hambre. Además, se recomienda dormir una pequeña siesta de media hora y llevar un estilo de vida saludable, sin ingerir alcohol ni comidas copiosas.

   Por último, conectar el móvil sólo una o dos veces al día (excepto si se espera una noticia importante) y contestar los correos y llamadas que sean verdaderamente urgentes. Por parte de las empresas, se pueden realizar cursos para disminuir el estrés o contratar centros telefónicos para que los trabajadores puedan recurrir a hablar con especialistas, como los psicólogos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter