Mediante el apoyo a un manifiesto

Eurodiputados y organizaciones médicas piden a las autoridades priorizar la prevención del ictus

Actualizado 26/10/2012 19:41:02 CET

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Eurodiputados, como el español Antonio Masip Hidalgo, más de 90 organizaciones médicas y de pacientes así como aproximadamente 100.000 personas han mostrado su apoyo al Manifiesto global de derechos de los pacientes con fibrilación auricular, un texto en el que se pide a los Gobiernos y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que la prevención de los ictus relacionados con esta enfermedad se convierta en una prioridad. Este lunes tiene lugar el Día Mundial del Ictus 2012.

"Creo que es muy importante que los ministros de Sanidad de los 27 Estados miembro presten atención al Manifiesto global de derechos de los pacientes con fibrilación auricular", ha señalado el eurodiputado Masip Hidalgo, para quien "las recomendaciones del manifiesto podrían ayudar a los Gobiernos a alcanzar los objetivos de la Carta europea sobre la salud cardiovascular y el propósito que las Naciones Unidas han adoptado recientemente para reducir la mortalidad por enfermedades no transmisibles en un 25 por ciento hasta el año 2025".

En concreto, el texto plantea caminos para la mejora del diagnóstico y la gestión de la fibrilación auricular que, si se aplicaran, podrían ayudar a evitar miles de los ictus que se dan cada año. El ictus supone una importante carga económica para los Estados miembros. Solo en 2010, el gasto estimado fue de 64 billones de euros.

Asimismo, más de un tercio de los que sobreviven a un ictus regresan a sus hogares con algún tipo de discapacidad permanente. La fibrilación auricular también aumenta el riesgo de sufrir complicaciones médicas después de un ictus y muchos supervivientes sufren con más frecuencia afecciones como la neumonía o la acumulación de líquidos en los pulmones.

"Los gobiernos nacionales deberían trabajar junto con las organizaciones médicas y de pacientes para que la prevención y atención de los ictus relacionados con la fibrilación auricular, se convierta en una prioridad sanitaria nacional y para que se pongan en práctica los planes de prevención de ictus", ha señalado Hidalgo.

El Manifiesto global de derechos de los pacientes fue desarrollado por un comité directivo compuesto por representantes de organizaciones de pacientes, incluidas 'AntiCoagulation Europe', 'Arrhythmia Alliance', 'Atrial Fibrillation Association', 'Irish Heart Foundation', 'StopAfib.org' y 'Stroke Alliance for Europe', en colaboración con 39 organizaciones de pacientes de 20 países.

"Estoy muy entusiasmada por el creciente apoyo al Manifiesto global de derechos de los pacientes con fibrilación auricular", ha señalado la fundadora y miembro del consejo de administración de 'Arrhythmia Alliance', Trudie Loaban, quien ha informado de que "más de 100.000 legisladores, profesionales de la salud, pacientes y sus familias y público en general han mostrado su apoyo al manifiesto firmando en la web 'SignAgainstStroke.com'".

La fibrilación auricular afecta a diez millones de personas en Europa. No obstante, debido al envejecimiento de la población, se espera que el número de europeos afectados aumente hasta 25 o 30 millones para el año 2050. Hecho importantes, pues el riesgo de sufrir un ictus es cinco veces mayor entre las personas afectadas por fibrilación auricular que entre las no afectadas.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.