Un estudio de la Universidad de Barcelona identifica una potencial diana terapéutica contra la resistencia a la insulina

Investigadores de la Universidad de Barcelona presentan avance contra diabetes
UNIVERSIDAD DE BARCELONA
Publicado 10/05/2018 16:54:20CET

Los resultados abren la puerta al desarrollo de nuevos fármacos para tratar la diabetes tipo 2

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) han identificado una molécula clave en la resistencia a la insulina, una condición que favorece el desarrollo de la diabetes mellitus de tipo 2.

El trabajo, publicado en la revista científica 'Metabolism. Clinical and Experimental', muestra cómo la enzima BACE1 y su producto, el APPB soluble, están implicados en la aparición del proceso inflamatorio y la resistencia a la insulina. Estos resultados, obtenidos en ratones, abren la puerta al desarrollo de nuevos fármacos para tratar este tipo de diabetes.

La investigación está liderada por el equipo que dirige el profesor Manuel Vázquez Carrera, miembro de la Unidad de Farmacología y Farmacognosia de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación y del Instituto de Biomedicina (IBUB) de la UB, así como del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas (CIBERDEM).

En el estudio también han participado las expertas Dolors Serra y Laura Herrero, de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación y del IBUB; Anna Gumà, de la Facultad de Biología y del IBUB; Joan Vendrell y Sonia Fernández, del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili y del CIBERDEM, y otros expertos de la Universidad de Dundee (Reino Unido).

UN TRASTORNO QUE PERMITE PREDECIR LA DIABETES MELLITUS DE TIPO 2

La aparición de un proceso inflamatorio crónico de baja intensidad contribuye a la resistencia a la insulina. Se trata de una condición en la que las cantidades normales de esta hormona son insuficientes para cumplir su función, es decir, conseguir que la glucosa que proviene de los alimentos entre en las células para obtener energía.

Este trastorno permite predecir el desarrollo de la diabetes mellitus de tipo 2, una enfermedad crónica que mal controlada puede causar problemas de circulación, así como en el corazón, los ojos, los riñones y otros órganos.

El objetivo del nuevo trabajo ha sido saber si la enzima BACE1 y su producto, el APPB soluble, están implicados en la aparición del proceso inflamatorio y la resistencia a la insulina en el músculo esquelético, el tejido más importante comprometido en el metabolismo de la glucosa.

"Hasta ahora se sabía que los ratones con deficiencia de esta enzima estaban protegidos frente a la intolerancia a la glucosa inducida por una dieta rica en grasas, pero se desconocía por qué mecanismos la ausencia de BACE1 proporcionaba efecto protector", ha explicado Manuel Vázquez.

Los investigadores han analizado los efectos de bloquear esta enzima y de administrar APPB soluble en ratones. "La inhibición de BACE1 atenúa el incremento del estrés del retículo endoplasmático (proceso que favorece la resistencia a la insulina), así como la inflamación y la resistencia a la insulina inducida por un exceso de lípidos. Por otra parte, la administración de APPB soluble a ratones incrementa la inflamación en el músculo y reduce la sensibilidad a la insulina", ha añadido el experto.

Además, los investigadores también han comparado los niveles de BACE1 y de APPB en muestras de pacientes diabéticos y personas sin la enfermedad. "La expresión de BACE1 aumenta en el tejido adiposo tanto de pacientes obesos como de diabéticos de tipo 2. Sin embargo, los niveles de APPB soluble están incrementados en el plasma de pacientes obesos diabéticos de tipo 2 con respecto a los pacientes obesos que no son diabéticos", ha destacado Manuel Vázquez.

POTENCIAL DIANA FARMACOLÓGICA

Según los investigadores, estos resultados indican que esta enzima y su producto, el APPB soluble, son determinantes clave en la inducción del estrés del retículo endoplasmático, la inflamación y la resistencia a la insulina en el músculo esquelético.

Esta vinculación de BACE1 y APPB soluble con la resistencia a la insulina abre la puerta a su uso como dianas farmacológicas. "El reto ahora es demostrar que el desarrollo de nuevos fármacos que bloquean las acciones de BACE1 pueden ser una estrategia terapéutica efectiva y segura en el tratamiento de la resistencia a la insulina y la diabetes mellitus de tipo 2", ha concluido el investigador.