Un estudio apunta a la mejora de la integración de personas con esquizofrenia por la acción de las casas-hogar

Actualizado 07/09/2009 20:12:39 CET

SEVILLA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El investigador de la Universidad de Sevilla Francisco Javier Saavedra subrayó la importancia de la acción de los monitores de las casas-hogar para mejorar la integración de las personas con esquizofrenia, psicosis u otros trastornos mentales graves, vinculándolo con la capacidad que tienen estos pacientes de construir de forma coherente un relato sobre su vida y su enfermedad.

En una nota, el portal web de la Junta de Andalucía 'Andalucía Innova' indicó que las conclusiones, recogidas en su tesis doctoral, apuntan a que las relaciones monitor-usuario que se dan en la casa-hogar ayudan a que el paciente tenga más posibilidades de integración en la sociedad y a ganar habilidades importantes como la empatía.

"Mi teoría es que una persona sin una historia de vida comunicable, sin una narración que sea compartible con la comunidad en la que vive, difícilmente se va a integrar aunque adquiera algunas habilidades sociales", afirmó Saavedra.

En este sentido, el investigador consideró necesario "ir más allá" de la instauración de una serie de conductas nuevas, "siendo necesario fomentar que los monitores incentiven y ayuden a los pacientes a narrar sus experiencias vitales, como una herramienta para la buena evolución de la enfermedad mental".

Para reforzar esta idea, Saavedra se basó en psicología narrativa, que entiende la narración como el instrumento principal, "pero no el único", para construir la propia identidad. "En esencia, pensar es un diálogo con uno mismo. Por esto, si el paciente consigue, por ejemplo, explicar a otra persona su enfermedad de manera inteligible, sin duda eso va a repercutir en su estado cognitivo", señaló.

CONTAR LA VIDA

La investigación desarrollada por Saavedra parte del estudio de la forma que tienen los pacientes de contar su vida, indagando en el escenario en el que están viviendo para ver si existe correlación lógica.

Los resultados del estudio señalan que los usuarios de estas casas de larga estancia tienen narraciones "más moderadas emocionalmente" e incluyen perspectivas de otros protagonista, algo "muy relevante" ante la esquizofrenia o la psicosis.

Cuando se trata de narrar acontecimientos traumáticos, el estudio apunta a que los que llevan más tiempo en las casas-hogar son más analíticos, con narraciones más ricas e incluyendo perspectivas de otros protagonistas.

En cuanto a la explicación de sus enfermedades, los pacientes que llevan menos tiempo en estas casas realizan descripciones muy contextuales, mientras que los que cuentan con una estancia más larga utilizan términos más concretos e, incluso, científicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter