El estrés podría alterar el esperma y afectar a la descendencia

Esperma
GETTY
Actualizado 19/02/2018 8:52:58 CET

   MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva investigación en ratones ha encontrado que el estrés de un padre afecta al desarrollo cerebral de su descendencia. Este estrés cambia la esperma del padre, lo que puede alterar el desarrollo cerebral del niño, según una nueva investigación, que proporciona una mejor comprensión del papel clave que juegan los padres en el desarrollo cerebral de la descendencia.

   Los científicos han sabido que el entorno de la madre durante el embarazo, incluidos factores como la mala alimentación, el estrés o la infección, puede causar daños que afectan negativamente a su descendencia, lo cual puede deberse en parte a cómo este ambiente afecta la expresión de ciertos genes, conocidos como epigenética.

   Pero estos investigadores, dirigidos por la neurocientífica Tracy Bale, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, ahora muestran que el estrés de un padre también puede afectar al desarrollo de la descendencia, al alterar aspectos importantes de su esperma.

   Bale ha presentado este nuevo trabajo, aún no publicado, en una sesión especial y conferencia de prensa en la reunión anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés), celebrada en Austin, Texas, Estados Unidos el pasado viernes.

   Previamente, Bale había descubierto que los ratones machos adultos que experimentan periodos crónicos de estrés leve tienen descendencia con una respuesta reducida al estrés. Los cambios en la reactividad al estrés se han relacionado con algunos trastornos neuropsiquiátricos, incluida la depresión y el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

   Esta experta y sus colegas aislaron el mecanismo de la respuesta reducida y encontraron que los espermatozoides del padre mostraron cambios en el material genético conocido como microARN. Los microARN son importantes porque juegan un papel clave en el que los genes se convierten en proteínas funcionales.

ALTERACIONES EN LA ESTRUCTURA DONDE MADURAN LOS ESPERMATOZOIDES

   Ahora, Bale y sus colegas han desvelado nuevos detalles sobre estos cambios de microARN. En el tracto reproductivo masculino, el caput del epidídimo, la estructura donde maduran los espermatozoides, libera pequeñas vesículas repletas de microARN que pueden fusionarse con los espermatozoides para cambiar su carga entregada al óvulo. El caput del epidídimo respondió al estrés del padre al alterar el contenido de estas vesículas.

   Esto sugiere que incluso los problemas ambientales leves pueden tener un impacto significativo en el desarrollo y potencialmente en la salud de los futuros descendientes. Al aprender más sobre los vínculos entre la exposición de un padre al estrés y los riesgos de enfermedad para su descendencia, podemos comprender mejor, detectar y prevenir estos trastornos.

   Bale ha centrado gran parte de su investigación en los vínculos entre el estrés y el riesgo posterior de trastornos del neurodesarrollo, incluidos el autismo y la esquizofrenia, en la descendencia. Sus estudios previos sobre la placenta han revelado nuevas diferencias sexuales durante el embarazo que pueden predecir un mayor riesgo prenatal de trastornos del neurodesarrollo en los hombres.