Teorizan sobre esta posibilidad

¿El estrés adelgaza?

Estres, oficina, mujer, cabeza, rubia
GETTY// CATHY YEULET
Publicado 09/02/2016 7:38:33CET

   MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El estrés leve estimula la actividad y la producción de calor por la grasa marrón asociada con el incremento de cortisol, según un estudio publicado en 'Experimental Physiology'. El tejido adiposo marrón (BAT, por sus siglas en inglés), también conocido como grasa marrón, es uno de los dos tipos de grasa que tienen los seres humanos y otros mamíferos.

   Inicialmente, sólo atribuido a los bebés y los mamíferos que hibernan, se ha descubierto en los últimos años que los adultos pueden tener grasa parda también. Su principal función es la de generar calor corporal por la quema de calorías, en oposición a la grasa blanca, que es el resultado de almacenar el exceso de calorías. Por lo tanto, las personas con menor índice de masa corporal (IMC), tienen una mayor cantidad de grasa marrón.

   Para inducir estrés psicológico leve, cinco mujeres delgadas sanas tenían que resolver un pequeño examen de matemáticas en el primer experimento, pero en el segundo, la prueba se sustituyó con un video de relajación. Para evaluar las respuestas de estrés, los científicos midieron el cortisol en la saliva y para ver los niveles de grasa marrón, utilizaron termografía infrarroja para detectar cambios en la temperatura de la piel que cubre el área principal de la grasa marrón en los seres humanos (en la región del cuello --supraclavicular--).

   Aunque las pruebas de matemáticas no provocan una respuesta de estrés agudo, la anticipación de que iban a ser examinadas sí que lo generó y llevó a un incremento de cortisol y grasa marrón más caliente. Ambos se correlacionaron positivamente con más cortisol vinculado con una mayor actividad de grasa y, por lo tanto, una potencial producción de calor.

   "Nuestra investigación indica que la variación en la actividad de la grasa marrón entre los individuos puede explicarse por diferencias en su respuesta al estrés psicológico. Esto es importante ya que la grasa marrón tiene una capacidad única para generar rápidamente calor y metabolizar la glucosa", afirma el profesor Michael E. Sydmonds, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, y coautor de los comentarios del estudio.

UNA GRASA QUE GENERA 300 VECES MÁS CALOR QUE OTROS TEJIDOS

   "La mayoría de los adultos sólo tienen entre 50-100 g de grasa parda, pero debido a que su capacidad para generar calor es 300 veces mayor (por unidad de masa) que cualquier otro tejido, la grasa marrón tiene el potencial de metabolizar rápidamente la glucosa y los lípidos. Existe una relación inversa entre la cantidad de grasa marrón y el IMC, pero todavía no se ha establecido si esto es una consecuencia directa de tener grasa más activa.

   "Entender mejor los principales factores que controlan la actividad de la grasa marrón, que incluyen la dieta y la actividad, por lo tanto, tiene el potencial de introducir intervenciones sostenibles diseñadas para prevenir la obesidad y la diabetes. En el futuro, nuevas técnicas para inducir estrés leve para promover la actividad de grasa marrón podrían incorporarse junto con las intervenciones dietéticas y/o ambientales. Es probable que esto contraste con los efectos negativos del estrés crónico y más grave que puede contribuir a la mala salud metabólica", concluye.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter