Investigación española

Estrategias contra la contaminación podrían evitar cerca de 3.000 muertes al año

Contaminación, mujer, mascarilla
GETTY
Publicado 28/06/2016 7:09:37CET

   BARCELONA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Creal, centro aliado de ISGlobal, han estimado que casi el 20% de todas las causas de mortalidad natural --cerca de 3.000 muertes-- podrían posponerse cada año si se cumplieran las recomendaciones internacionales para el desarrollo de la actividad física, la exposición a la contaminación del aire, el ruido y el acceso a los espacios verdes.

   Según el estudio, publicado en 'Environmental Health Perspectives', se prevé que en 2050 casi el 70% de la población mundial vivirá en zonas urbanas y cómo los ambientes que se habitan afectan a la salud, es necesario diseñar una planificación urbana y de transporte que promueva una vida saludable.

   Los investigadores han desarrollado y aplicado en Barcelona una herramienta de Evaluación de Impactos en Salud de la Planeación Urbana y del Transporte (Utophia, por sus siglas en inglés), y han estimado la exposición a múltiples determinantes en salud y los datos de mortalidad de 1.357.361 residentes de Barcelona mayores de 20 años.

   La autora principal del estudio e investigadora del Creal, Natalie Mueller, ha explicado que se han comparado los niveles actuales de exposición con las recomendaciones internacionales y se ha estimado la "fracción de muertes prematuras evitables que se podrían evitar si se logran alcanzar las recomendaciones".

LAS CAUSAS

   Las estimaciones han demostrado que la mayor proporción de muertes prematuras prevenibles estuvieron causadas por el aumento de la actividad física, seguida de la reducción de la exposición a la contaminación del aire, el ruido del tráfico y el calor.

   El coautor del estudio, David Rojas-Rueda, ha explicado que es urgente integrar la actividad física en la vida diaria, porque ir en bicicleta, caminar y usar el transporte público "proporciona beneficios para la salud al aumentar la actividad física día a día de forma sencilla".

ESTRATEGIAS PREVENTIVAS

   La investigación ha concluido que las principales estrategias para prevenir la contaminación del aire, el ruido y mitigar el calor son la reducción del tráfico motorizado a través de la sustitución de modos de transporte de cero y de baja emisión y el incremento de áreas verdes urbanas.

   Los investigadores apoyan la "implementación de las superislas como una medida para reducir el tráfico motorizado privado" y fomentar el transporte activo y público, así como sustituir las principales carreteras por espacios verdes, por ejemplo transformar la Via Laietana de Barcelona en un parque lineal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter