'Neurology'

La estimulación cerebral profunda puede ayudar a conducir a enfermos de Parkinson

Actualizado 07/10/2014 6:24:15 CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La estimulación cerebral profunda puede tener un efecto beneficioso sobre la capacidad de las personas con enfermedad de Parkinson de conducir, según un nuevo estudio publicado este miércoles en la edición digital de 'Neurology'. La estimulación cerebral profunda usa un implante quirúrgico similar a un marcapasos para enviar impulsos eléctricos al cerebro.

  "Por un lado, puede mejorar la capacidad de conducción mediante la mejora de los problemas motores que ocurren con la enfermedad de Parkinson, pero, por otro lado, podría obstaculizar la conducción, ya que potencialmente causa una disminución en la ejecución de las habilidades cognitivas", subraya el autor del estudio, Carsten Buhmann, del Centro Médico Universitario Hamburg-Eppendorf en Hamburgo, Alemania.

  En la investigación participaron 23 personas con estimuladores cerebrales profundos, 21 personas con enfermedad de Parkinson sin estimuladores y 21 sin Parkinson. Todos los participantes habían estado conduciendo por lo menos una vez a la semana durante más de 30 minutos dentro de los tres años anteriores y todos fueron evaluados con un simulador de conducción.

  Las personas con estimuladores completaron la prueba tres veces: una con el estimulador, una con el aparato apagado y otra con el estimulador y después se les dio medicamento levodopa para el Parkinson. Las personas con Parkinson sin estimuladores desempeñaron peor la conducción que los participantes del grupo control en todas las categorías, excepto una, mientras que las personas con estimuladores cerebrales profundos no realizaron significativamente peor que los controles en cualquier categoría e, incluso, obtuvieron mejores resultados en la categoría de errores leves.

  Las personas con estimuladores tuvieron un promedio de 3,8 errores leves de conducción en comparación con 7,5 para los controles y 11,4 para los enfermos de Parkinson que no tenían estimuladores. Al mirar las pruebas de las personas con estimuladores cuando los tuvieron encendidos o apagados y con levodopa, la conducción era más precisa con la estimulación que con levodopa, con un total de 13 errores durante la prueba de levodopa,11 con la estimulación y 14 con ninguno de los tratamientos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter