Día Mundial de la Enfermedad

¿Qué es la espondilitis anquilosante?

Dolor de espalda.
Foto: ABBVIE
Actualizado 04/05/2015 13:46:42 CET

MADRID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

   La espondilitis anquilosante, una enfermedad reumática, inflamatoria y progresiva que daña la columna vertebral, afecta a medio millón de personas en España, que ven muy afectada su calidad de vida, con fuertes dolores de espalda y una capacidad de movimiento limitada, lo que  dificulta su vida laboral y social.

   Con motivo de la celebración del Día Mundial de la enfermedad, este 2 de mayo, la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondiloartritis (CEADE) recuerda que, aunque la enfermedad suele mostrar sus primeros síntomas en la adolescencia o en adultos jóvenes, si se detecta a tiempo se puede iniciar el tratamiento cuanto antes para que el paciente sufra el mínimo impacto posible en su calidad de vida.

   La espondilitis anquilosante es una enfermedad reumática, inflamatoria y progresiva que afecta a la columna vertebral, especialmente en la zona lumbar y, si no se trata a tiempo, puede provocar que las vértebras se fusionen, dejando la columna rígida y sin flexibilidad.

   "Cuando la enfermedad se detecta a tiempo el paciente puede iniciar de forma temprana el tratamiento más adecuado. De esta forma la enfermedad empieza a ser tratada antes de causar mayores daños articulares. Detener el daño articular en fases tempranas de la enfermedad es fundamental para el futuro del paciente", afirma Pedro Plazuelo, presidente de CEADE.

   Se trata de una enfermedad progresiva cuyos síntomas aumentan conforme avanza el deterioro articular que va provocando. El dolor en la parte de baja de la espalda que empeora por la noche, por el día o después de periodos de inactividad son algunos de estos síntomas iniciales.

DIFERENCIAS ENTRE DOLOR MECÁNICO Y DOLOR INFLAMATORIO

   En este sentido, CEADE alerta de que existen personas que pueden estar padeciendo la enfermedad sin ser conscientes de ello ya que se pueden confundir los síntomas de un dolor de espalda de tipo mecánico con los de tipo inflamatorio propios de la espondilitis anquilosante.

   El dolor de tipo mecánico es el más común y se produce, por ejemplo, al levantar objetos pesados, por distensiones musculares o por lesiones deportivas, situaciones en las que se dañan los huesos y las estructuras circundantes alrededor de la columna vertebral.

   Por su parte, los reumatólogos estiman que el dolor puede ser de tipo inflamatorio cuando tiene una duración igual o superior a los tres meses y se contesta de forma afirmativa a cuatro de las siguientes cinco cuestiones sobre el dolor de espalda: comenzó antes de los 40 años; mejora con la actividad o el movimiento; te parece que no mejora cuando descansas; te despierta por la noche y te obliga a levantarte, o si se ha ido incrementando gradualmente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter