Los madrileños viven seis años más que hace dos décadas

La esperanza de vida en Madrid se sitúa en 83,7 años, la más alta del país, y la hospitalización de mayores se duplica

El consejero de Sanidad en rueda de prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 12/02/2013 14:52:22 CET

Desciende el número de fumadores, cae la natalidad, crece la obesidad y baja de forma destacada las muertes por enfermedades circulatorias

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid cuanta con la tasa de esperanza de vida más alta del país con una media de 83,7 años, lo que supone seis años más que hace dos décadas, y que responde principalmente al descenso de la mortalidad entre tumores (aunque se coloca como la principal causa de defunción) y sobre a la caída de muertes generadas por enfermedades circulatorias o de carácter respiratorio.

No obstante, este incremento de la esperanza de vida unido a la caída de la natalidad (detectada desde 2009) ha generado que la hospitalización de personas mayores se haya duplicado, dado que en 2011 las altas en centros hospitalarios presentó una tasa de 388 por mil habitantes, lo que supone un incremento del 41,5 por ciento con respecto a los últimos ocho años.

Así lo ha detallado el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, que junto al director general de Atención Primaria, Antonio Alemany, han presentado el Informe del Estado de la Salud de la Población de la Comunidad de Madrid 2012.

Los datos de este estudio revelan que la esperanza de vida en la región supera la media nacional (fijada en 82,1 años) y supera también la de otros países como el caso de Japón (82,9 años) o Suiza (82,2 años). Además, la esperanza de vida en la Comunidad es superior en el caso de las mujeres que se sitúa en 86,4 años mientras que en el caso de los varones es de 80,5 años, lo que supone que las féminas viven casi seis años más que los hombres.

El informe relaciona este descenso con el menor impacto de las enfermedades del sistema respiratorio y sobre todo circulatorio, que ha pasado a una tasa de 171 fallecimientos por cada 100.000 habitantes, por debajo de la media nacional. También se ha reducido una quinta parte la mortalidad por accidentes de tráfico desde el año 2000.

La mortalidad relacionada con tumores también ha disminuido de forma constante aunque es la principal causa de mortalidad en la región (en base a los datos de 2011) con especial incidencia en el caso de los hombres, con el 35,5 por ciento de los fallecimientos en el caso de los varones. En el caso de las mujeres, la tasa de mortalidad por tumores es del 24,7 por ciento mientras que las patologías del sistema circulatorio es del 30,6 por ciento (unas enfermedades que en este género de población aparecen más sobre los 70 años).

Pese a ello, la tasa de mortalidad en tumores está por debajo de la media nacional (situada en 191,8 muertes por cada 100.000 habitantes) y se ha producido un descenso de mortalidad en hombres con respecto al cáncer de tráquea, bronquios y pulmón pese a que siguen siendo las patologías que más muertes producen.

En este sentido, el 26,9 por ciento de los fallecimientos entre hombres por tumores están localizados en este tipo de cánceres mientras que el 13,1 por ciento de los fallecimientos entre varones se deben a cáncer de colón. Por otro lado, el 14,8 por ciento de los fallecimientos por tumores en mujeres se deben al cáncer de mama, el 14,5 por ciento al cáncer de colón y el 10,2 por ciento a tumores en traquea, bronquios y pulmón.

MENOS FUMADORES Y MÁS OBESOS

Por otro lado, el estudio de la Consejería estima en un 28,3 por ciento la tasa de fumadores en la región que implica un descenso del 10 por ciento de consumidores de tabaco, si bien la caída es superior en el caso de los hombres (-14,5 por ciento) que en las mujeres (-6 por ciento). Al respecto, recordar que la tasa de fumadores entre varones era superior al 55 por ciento en 1987.

Además, se han registrado también un descenso del consumo de alcohol y el 2,9 por ciento de la población es considerada bebedora habitual (lo que se considera alcohólico) mientras que el 54,1 por ciento es bebedor moderado, es decir, que reconoce haber ingerido alcohol en la última semana durante el último mes. Su consumo ha descendido también entre jóvenes aunque se aprecia un repunte en el caso de las mujeres.

Por otro lado y pese a pequeñas mejoras en la dieta, el 41,9 por ciento de la población entre 18 y 64 años tiene sobrepeso u obesidad y la tendencia es al alza en la región, lo que se asocia a un aumento de los hábitos de vida sedentarios. En este sentido, la obesidad ha aumentado un 18,3 por ciento en hombres y un 8,7 por ciento en las mujeres durante los últimos 15 años.

CRISIS Y MENOS INMIGRACIÓN, IGUAL A BAJADA DE NATALIDAD

Mientras, la tasa de natalidad sigue presentando niveles descendentes desde el año 2009 (73.776 alumbramientos en 2010 frente a los 78.741 de 2008) y la media de edad de las mujeres que tienen su primer hijo aumenta hasta los 31,5 años. También se detecta un aumento del porcentaje de madres mayores de 40 años así como el número de partos múltiples.

En este sentido, Lasquetty ha comentado en rueda de prensa que, a su juicio, los principales factores que explican este descenso de natalidad son por un lado la crisis económica y, por otro, el descenso de la llegada de inmigrantes a la Comunidad, colectivo que precisamente recalaba en Madrid en edades propias para tener un hijo.

Por otro lado, el estudio revela que el porcentaje de población envejecida en la Comunidad es del 15 por ciento y que esa tendencia irá en aumento en los próximos años, debido precisamente a la menor natalidad y aumento de la esperanza de vida. Así, en 2011 se produjeron 374.785 altas hospitalarios de las que un 11,5 por ciento se debió a intervenciones en cataratas.

Además, el informe establece que las enfermedades relacionadas con los aparatos circulatorio y locomotor son el principal motivo de consulta en los centros de salud de la población en edades avanzadas. En total, el 92,7 por ciento de la población mayor fue atendida en los centros de salud de la Red de Atención Primaria.

Durante 2011, los centros de salud registraron 20,2 millones de episodios de atención. Al respecto, las mujeres acuden más a Atención Primaria y la patología respiratoria es la que aparece como motivo principal de consulta seguida por dolencias relacionadas con el aparato digestivo o locomotor.

MANTENER LA SOSTENIBILIDAD

El consejero de Sanidad ha detallado que estos datos revelan que la salud de los madrileños ha mejorado gracias a la labor de los profesionales sanitarios de la Comunidad y al hecho de que el actual Gobierno regional ha considerado como una prioridad la apuesta por la sanidad.

En este sentido, ha comentado que su departamento hará los "máximos esfuerzos" a mantener los niveles de calidad en la sanidad y garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario. Al respecto, la Consejería detalla que en los últimos ocho años se han invertido más de 210 millones en incorporar más de 1.100 nuevos equipos de alta tecnología sanitaria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter