España, tercer país europeo que más participa en estudios sobre lupus

Mujer con lupus
FLICKR/LÊ VAN TH?O - Archivo
Publicado 28/05/2018 13:25:16CET

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

España es uno de los países que más participa en los ensayos clínicos realizados en torno a la enfermedad del lupus eritematoso sistémico, situándose como el tercer país europeo por detrás de Francia y Alemania, según estudios realizados por expertos en esta enfermedad, y cuyos resultados han sido presentados en el XLIV Congreso de la Sociedad Española de Reumatología (SER), celebrado la semana pasada en A Coruña.

Los estudios, que han contado con la colaboración de GSK España, han revelado que, a nivel global, la mayoría de estudios sobre lupus están relacionados con el desarrollo y descubrimiento de nuevos fármacos, aunque también se centran en otros aspectos como el desarrollo de test diagnósticos y de dispositivos, suplementos alimenticios y genéticos, entre otros. En el ámbito español, casi un 95 por ciento de los estudios registrados sobre lupus se asocian al desarrollo de fármacos.

"Más allá del desarrollo de nuevas moléculas terapéuticas, la investigación biomédica en lupus eritematoso sistémico se distribuye en tres grandes campos: el diagnóstico y tratamiento precoz o preclínico de la enfermedad, la búsqueda de nuevos modelos diagnósticos o predictores de mal pronóstico, y sobre mecanismos de seguimiento clínico/analítico para evaluar la eficacia de las nuevas líneas terapéuticas", ha explicado el doctor Alejandro Muñoz, coordinador de la Unidad de Enfermedades Sistémicas del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y uno de los investigadores del estudio 'Aportación española a los estudios realizados en Lupus a nivel mundial'.

Según este estudio, se estima que en España un 42 por ciento de las investigaciones sobre lupus se encuentran en fase 2; un 38 en fase 3; un 5,5 en fase 1 y otro 5,5 en fase 4.

Pese a estos datos, el doctor Muñoz ha apuntado que "uno de los problemas" en torno a la investigación biomédica en España es "la falta de respaldo estadístico de las historias clínicas". "Frente a otros países europeos como Dinamarca en los que toda la información que se vuelca en la generación de informes médicos, nuestros sistemas de información clínica no reportan un valor estadístico, por lo que tenemos que doblar nuestros esfuerzos para generar bases de datos fiables y eficaces. Es un reto en el que debemos avanzar en los próximos años, aunque ya existen sistemas en nuestro país que garantizan el valor clínico y estadístico en un mismo acto", ha reclamado el doctor.

Otra de las diferencias principales en estos estudios sobre lupus se da en las fuentes de financiación. "Mientras que en Europa la industria farmacéutica financia alrededor del 55 por ciento de los estudios, en España la cantidad asciende hasta el 87", ha añadido Muñoz.

PACIENTES CON LUPUS, ESTABLES A LO LARGO DE CINCO AÑOS

De acuerdo con los datos del estudio 'El Lupus Eritematoso Sistémico en España en pacientes con alta actividad de la enfermedad en los próximos cinco años', presentado también en el Congreso de la SER, se establece que el subgrupo de pacientes adultos con lupus con alta actividad de la enfermedad y autoanticuerpos positivos permanece estable a lo largo de cinco años. Es decir, no se estima un incremento poblacional en este subgrupo de pacientes.

También según este estudio, alrededor del 88 por ciento de los pacientes con lupus en España están diagnosticados. La doctora Josefina Cortés, del Hospital Vall d' Hebron de Barcelona y una de las investigadoras del estudio, ha reconocido que "en los últimos años" ha habido una mejoría en el reconocimiento de estos pacientes y "ya no hay tanto retraso en su diagnóstico", pero ha puntualizado que "todavía se puede avazar, para lo que ayudaría un mejor reconocimiento de los síntomas desde Atención Primaria".

A pesar de ello, y según se desprende de este estudio, el riesgo de mortalidad en los pacientes con lupus "todavía es ligeramente superior que en la población general", ha aseverado la doctora Josefina Cortés. De hecho, el riesgo de mortalidad anual de pacientes con lupus para España es de 0,13 por ciento para pacientes de menos de 40 años, 0,64 para pacientes de entre 40-59 años; y de 5,48 para pacientes de más de 60 años.