Escuchar los ruidos intestinales podría mejorar el diagnóstico del síndrome del intestino irritable

Intestino
FLICKR/HEY PAUL STUDIOS - Archivo
Publicado 06/06/2018 7:18:38CET

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Utilizando inteligencia artificial recientemente adaptada, investigadores han desarrollado un cinturón acústico que ofrece una nueva forma de diagnosticar el síndrome del intestino irritable (SII) al escuchar los ruidos en el intestino del paciente, según un estudio presentado en 'Digestive Disease Week' (DDW) de 2018, que se celebra en Washington, Estados Unidos.

"El SII es un trastorno extremadamente común que es notoriamente difícil de diagnosticar. Queríamos encontrar una manera de escuchar los gruñidos y rugidos del intestino para identificar patrones que caracterizan las afecciones intestinales crónicas, como el SII", explica uno de los principales investigadores del estudio, Barry Marshall, director del Centro Marshall de la Universidad de Western, en Australia.

"Usamos la tecnología de detección acústica que se creó originalmente para rastrear los sonidos de las termitas para ver si podíamos detectar problemas en el intestino humano", señala Marshall, quien recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina 2005 con su colaborador J. Robin Warren por el descubrimiento inesperado de la bacteria 'Helicobacter pylori' y su papel en la gastritis y la enfermedad de la úlcera péptica.

El SII es una afección frecuente y con frecuencia dolorosa que causa hinchazón, diarrea y estreñimiento. Se estima que afecta a más del 10 por ciento de la población mundial. Sin embargo, el SII puede ser difícil de diagnosticar y con frecuencia requiere que los pacientes se sometan a una colonoscopia. Muchos pacientes con SII no son diagnosticados y, por lo tanto, no reciben tratamiento.

En este estudio preliminar, los científicos desarrollaron un cinturón de prototipo básico que utiliza técnicas de aprendizaje automático para identificar características complejas y patrones de los sonidos recogidos dentro del abdomen. Reclutaron participantes del estudio con un diagnóstico clínico existente de SII o con sistemas digestivos saludables. Los participantes usaron el cinturón y se registraron sus sonidos intestinales durante dos horas después del ayuno, y luego durante 40 minutos después de una comida estandarizada.

DIAGNÓSTICO CON ALTA PRECISIÓN

Los resultados preliminares mostraron que la producción del índice acústico por parte del cinturón predice el SII con alta precisión, lo que permite a los investigadores diferenciar de manera efectiva entre los dos grupos. Se emplearon grabaciones de los primeros 31 participantes con SII y 37 participantes sanos se para construir el modelo de índice acústico SII.

Se utilizó un método estadístico llamado "dejar uno fuera de validación cruzada" con este conjunto de datos y se obtuvo un 90 por ciento de sensibilidad y un 92 por ciento de especificidad para el diagnóstico de SII. Pruebas independientes empleadas en los siguientes 15 pacientes con SII y 15 sujetos sanos revelaron un 87 por ciento de sensibilidad y un 87 por ciento de especificidad para el diagnóstico de SII.

"Este estudio nos permitió obtener una prueba de concepto. Una vez que desarrollemos más el cinturón y lo probemos en más pacientes, esta herramienta estará destinada a su uso en entornos de atención primaria para el diagnóstico de SII", dice Josephine Muir, directora asociada del Centro Marshall en la Universidad de Western Australia y también investigadora del estudio. "La esperanza es que esta nueva tecnología pueda ofrecer una forma menos invasiva de diagnosticar esta afección dolorosa y algunas veces debilitante", añade.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.