¿Era Hans Asperger, el pediatra que da nombre al síndrome, un colaborador de los nazis?

Actualizado 23/04/2018 13:59:36 CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El pediatra Hans Asperger, quien ha dado nombre al síndrome, cooperó activamente con el régimen nazi a través del programa de eutanasia infantil, según un estudio publicado en la revista 'Molecular Autism'.

Herwig Czech, autor del estudio e historiador de medicina en la Universidad Médica de Viena, ha analizado las publicaciones de la época nazi de Asperger junto con documentos que no se habían explorado en los archivos austriacos, incluidos algunos de carácter personal del médico y los registros de casos de sus pacientes.

"Estos hallazgos sobre Hans Asperger son el resultado de muchos años de investigación cuidadosa en los archivos. Lo que emerge es que Asperger intentó acomodarse al régimen nazi y fue recompensado con oportunidades a cambio de un esfuerzo más amplio de los historiadores para exponer lo que los doctores estaban haciendo durante el Tercer Reich", ha señalado el autor del estudio.

Los documentos han registrado casos en los que Asperger refirió a niños discapacitados, a través del programa de autanasia infatil, a la clínica Am Spiegelgrund, un centro donde cientos de ellos, muchos con discapacidades mentales severas, fueron asesinados a través de drogas letales. Posteriormente, sus muertes se registraron a causa de neumonía.

De esta manera, el programa apoyaba al objetivo nazi de diseñar eugenésicamente una sociedad genéticamente "pura" a través de la "higiene racial" y la eliminación de vidas consideradas una "carga" y "no digno de la vida".

"CREEMOS QUE MERECE SER PUBLICADO PARA EXPONER LA VERDAD"

Por otro lado, el artículo está acompañado por un editorial de los dos editores en jefes de la revista, Simon Baron-Cohen, de la Universidad de Cambridge,y Joseph Buxbaum, de la de Medicina Mount Sinai, y dos de los revisores, Steve Silberman, autor del libro Neurotribes, y ganador del Premio Samuel Johnson y Ami Klin, de la
Universidad Emory, donde han explicado las razones de su publiación.

"Creemos que merece ser publicado para exponer la verdad sobre cómo un médico que, durante mucho tiempo, fue visto como único habiendo hecho valiosas contribuciones al campo de la pediatría y la psiquiatría infantil, fue culpable de ayudar activamente a los nazis en sus aborrecibles políticas de eugenesia y eutanasia. Esta evidencia histórica ahora debe estar disponible", ha señalado Simon Baron-Cohen.

Por último, Ami Klin ha comentado que "el grado de participación de Asperger en la selección de los niños más vulnerables de Viena sigue siendo una cuestión inquietante en la investigación del autismo durante mucho tiempo".