El ensayo y error ayuda a aprender mejor

Un anciano con un ordenador
PROVIDED BY BAYCREST
Publicado 11/06/2018 19:00:00CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cuando se está intentando aprender algo nuevo, hay casos en los que la prueba y el error ayudan en lugar de obstaculizar el aprendizaje, según los hallazgos de investigadores de Baycrest Centre for Geriatric Care (Canadá).

El estudio, publicado en la revista 'Memory', confirma que, al contrario de lo extendido en la creencia popular, cuando una persona comete un error mientras está aprendiendo, su memoria mejora para obtener la respuesta correcta, pero solo si ese error está cercano a esa respuesta correcta.

"Nuestra investigación ha encontrado evidencia de que los errores 'por poco' pueden ayudar a una persona a aprender mejor que si no se cometieran errores", ha explicado la doctora Nicole Anderson, autora principal del estudio y científica en el Instituto de Investigación Romtan en Baycrest.

Para la doctora este tipo de errores puede servir como 'escalones' para recordar la respuesta correcta, "pero si el error cometido es una suposición descabellada entonces no se aprende la información correcta con la misma facilidad", ha señalado.

En uno de los estudios recogidos en la investigación, 32 adultos jóvenes sin ningún tipo de conocimiento en español fueron puestos a prueba para que adivinaran la denominación en inglés de ciertas palabras en español. Las palabras seleccionadas se parecían a una palabra en inglés con un significado similar (como carrera, que en inglés es 'career') o una palabra que se parecía a otra en inglés pero que significaba algo diferente (como 'carpet', que se asemeja a carpeta, pero significa alfombra).

A los participantes se les mostró las palabras en español y se les pidió que adivinaran su significado. Luego, se les mostró brevemente la traducción correcta, antes de que se les mostrara otra palabra en español. Después de repetir este proceso con 16 palabras en español, los investigadores descubrieron podían recordar mejor las traducciones correctas de palabras en español que eran similares a la palabra en inglés. Sin embargo, tuvieron mayor dificultad para recordar el significado de las palabras que parecían engañosas.

"Basándonos en estos hallazgos, alguien que estudia para un examen solo debe hacer contenidos prácticos después de revisar la teoría. Si una persona realiza una prueba y no está familiarizada con el contenido, se arriesga a hacer conjeturas que no se acercan a la respuesta correcta. Esto podría dificultar que aprendan más adelante", ha señalado la doctora Anderson, quien también es profesora asociada de Psicología y Psiquiatría en la Universidad de Toronto.

Como próximos pasos, el equipo está estudiando la actividad cerebral de las personas cuando hacen errores 'por poco' y 'por mucho' durante el aprendizaje. Su trabajo se centrará en descubrir cómo estos diferentes errores afectan a la función cerebral de una persona cuando intentan recordar la información correcta.