El enfriamiento del cuero cabelludo reduce la pérdida de pelo en mujeres con cáncer de mama

Dia del Cáncer de Mama
GOBIERNO DE ARAGÓN
Publicado 20/02/2017 8:17:38CET

   MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Dos estudios publicados en la edición de este martes de 'JAMA', que evaluaron la pérdida de cabello entre las mujeres con cáncer de mama que recibieron enfriamiento del cuero cabelludo antes, durante y después de la quimioterapia, revelan que este método puede ayudar a reducir la alopecia asociada a este tratamiento contra el cáncer.

   La quimioterapia puede llevar a la pérdida del cabello, que las mujeres califican como uno de los efectos adversos más angustiosos de este tratamiento contra el cáncer. Sin embargo, existe la hipótesis de que el enfriamiento del cuero cabelludo reduce el flujo sanguíneo a los folículos pilosos y la captación de agentes quimioterapéuticos.

   Los métodos modernos para prevenir la pérdida de cabello utilizan dispositivos que hacen circular fluido en una gorra de enfriamiento usando refrigeración, la cual se coloca en el paciente antes de la quimioterapia y no tiene que cambiarse o retirarse hasta que se completa el tratamiento.

   Aunque los dispositivos de refrigeración del cuero cabelludo se han utilizado para prevenir la alopecia, la eficacia no se ha evaluado en un ensayo clínico aleatorizado. En un estudio, Julie Nangia, del Colegio de Medicina, en Houston, Estados Unidos, y sus colegas asignaron al azar a 182 mujeres con cáncer de mama sometidas a quimioterapia para el enfriamiento del cuero cabelludo (n = 119) o control (n = 63).

Se realizó enfriamiento del cuero cabelludo 30 minutos antes y durante y 90 minutos después de cada infusión de quimioterapia. Se evaluó la preservación del cabello al final de cuatro ciclos de quimioterapia y se planeó un análisis intermedio para permitir que el estudio se detuviera temprano para determinar la eficacia.

SE REDUCE LA ALOPECIA A MENOS DEL 50 POR CIENTO

   En el momento del análisis intermedio, se evaluó a 142 participantes. Los investigadores encontraron que los pacientes que recibieron enfriamiento del cuero cabelludo presentaban significativamente más probabilidades que los pacientes que no recibieron enfriamiento del cuero cabelludo de tener una pérdida de cabello de menos del 50 por ciento (con el 51 por ciento de los del grupo de refrigeración del cuero cabelludo que mantuvieron de cabello en comparación con 0 por ciento de los del grupo de control).

   No hubo diferencias significativas en los cambios en ninguna de las medidas de calidad de vida entre los grupos. Sólo se recogieron eventos adversos relacionados con el uso del dispositivo; con 54 eventos adversos declarados en el grupo de enfriamiento, ninguno de ellos de carácter serio. "Se necesitan más investigaciones para evaluar la eficacia a largo plazo y los efectos adversos", escriben los autores.

   En otra investigación, el doctor Hope S. Rugo, de la Universidad de California, San Francisco, Estados Unidos, y sus colegas incluyeron a mujeres con cáncer de mama que recibían quimioterapia (106 pacientes en el grupo de enfriamiento del cuero cabelludo y 16 en el grupo de control; 14 emparejados por edad y régimen de quimioterapia). El enfriamiento del cuero cabelludo se inició 30 minutos antes de cada ciclo de quimioterapia, manteniendo la temperatura del cuero cabelludo a 3° C durante la quimioterapia y durante entre 90 y 120 minutos después.

   A pesar de que el enfriamiento del cuero cabelludo ha estado disponible durante varias décadas en Europa, el uso ha sido limitado en Estados Unidos debido a varios factores, como la insuficiencia de datos de eficacia prospectiva con los actuales regímenes de quimioterapia y la falta de autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

   Entre los 122 pacientes en este estudio, la duración media de la quimioterapia fue de 2,3 meses. La pérdida de pelo del 50 por ciento o menos se vio en 67 de 101 pacientes (66 por ciento) en el grupo de enfriamiento del cuero cabelludo frente a entre 0 y 16 pacientes (0 por ciento) en el grupo de control. Tres de cinco medidas de calidad de vida fueron significativamente mejores un mes después de finalizar la quimioterapia en el grupo de refrigeración del cuero cabelludo.

   De las pacientes que se sometieron a enfriamiento del cuero cabelludo, el 27 por ciento dijo sentirse menos atractiva físicamente en comparación con el 56 por ciento de las del grupo de control. De las 106 pacientes en el grupo de enfriamiento del cuero cabelludo, cuatro (3,8 por ciento) experimentaron un evento adverso de cefalea leve y tres (2,8 por ciento) interrumpieron el enfriamiento del cuero cabelludo por no soportar la sensación de frío.

   "Se necesitan más investigaciones para evaluar los resultados después de que los pacientes reciban regímenes de antraciclina [una clase de fármacos utilizados en quimioterapia], medidas a largo plazo de la alopecia y los efectos adversos", escriben los investigadores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter