Contador

Enfermos renales con pérdida de olfato pueden tener problemas de desnutrición

Olfato, mujer, nariz
PIXABAY/WERBEFABRIK
Publicado 10/08/2017 7:23:43CET

   MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La pérdida de olfato puede contribuir a la desnutrición en personas con enfermedad renal crónica (ERC), según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por investigadores estadounidenses y publicado en la revista de la Sociedad Americana de Nefrología.

   Y es que, los pacientes con ERC a menudo experimentan aversión al alimento y deficiencias nutricionales y, debido a que el sentido del olfato, o el olfato, juega un papel importante en la determinación del sabor de los alimentos, los investigadores sospechan que si la capacidad de un paciente para oler se reduce, podría conducir a síntomas de aversión al alimento y, por tanto, disminución de la ingesta de alimentos.

   Por ello, y para buscar posibles vínculos entre el olfato y la nutrición, los científicos analizaron a 161 personas, de las cuales 36 tenían ERC, 100 insuficiencia renal y 25 tenían una función renal normal.

   En las pruebas de olores, la puntuación promedio de identificación de olores fue menor en los pacientes con ERC (75,6%) o insuficiencia renal (66,8%) que en los del grupo control (83,6%). Además, los pacientes con insuficiencia renal mostraron un mayor umbral de olor que los restantes participantes, mientras que todos los grupos tuvieron puntuaciones similares para la evaluación subjetiva del olor.

   "Encontramos que, mientras que la mayoría de los pacientes con enfermedad renal no perciben un problema con su sentido del olfato, el déficit en la capacidad de oler son realmente comunes entre estos pacientes, y la gravedad de estos déficits aumenta con la severidad de su enfermedad renal", han explicado los expertos.

   Del mismo modo, los científicos también han observado que las reducciones en varios marcadores de la nutrición (como el colesterol y los niveles de albúmina) se correlaciona con el deterioro del sentido del olfato de los pacientes.

   "Nuestro objetivo final es tener una intervención que puede aliviar la pérdida de olor, y así mejorar el estado nutricional de los pacientes de riñón. Estos hallazgos justifican la confirmación en un estudio más amplio", han zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter