Empresas.-Médicos del hospital Nisa de Madrid extirpan un tumor de fosas nasales y base de cráneo por vía endoscópica

Paciente operada de un tumor de fosas nasales
HOSPITAL NISA
Actualizado 13/09/2010 14:27:58 CET

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

Dos equipos quirúrgicos del Hospital Nisa Pardo de Aravaca, en Madrid, han conseguido extirpar un tumor maligno de fosas nasales con extensión a base de cráneo utilizando exclusivamente la vía endoscópica, con lo que evitaron hacer incisiones en la cara a la paciente.

Según han explicado desde este centro, la paciente es una mujer de 60 años que presentaba una obstrucción nasal en la que, después de un estudio con tomografía computerizada (TAC) y resonancia magnética, los médicos confirmaron la existencia de un tumor avanzado que afectaba la base de cráneo y comprimía los lóbulos frontales.

La biopsia indicó que se trataba de un tumor maligno del epitelio del olfato también llamado estesioneuroblastoma o neuroblastoma olfatorio y, aunque el tratamiento de estos tumores es cirugía externa, los médicos decidieron utilizar cirugía endoscópica para evitar incisiones externas, osteotomías faciales, craneotomías y la manipulación del lóbulo frontal

La cirugía se realizó el pasado mes de mayo y, como han reconocido desde el centro hospitalario, el uso de esta técnica disminuyó la morbilidad, la estancia hospitalaria y el coste de la intervención.

La paciente actualmente se recupera satisfactoriamente y lleva a cabo una estricta rehabilitación, seguida de cerca tanto por el equipo de Otorrinolaringología como el de Neurocirugía de la Unidad de Cirugía Nasosinusal y Base de Cráneo del Hospital Nisa Pardo de Aravaca.

Según ha reconocido la doctora Nieves Mata, una de las otorrinolaringólogas que participó en esta intervención, "el estadío avanzado de la lesión (estadio C de Kadish) suponía un reto quirúrgico importante, aún mayor al programarse la resección cráneofacial de forma endoscópica".

De hecho, como ha recordado, "es la primera vez que se utiliza este abordaje para tumores tan avanzados", ya que clásicamente el tratamiento quirúrgico de los tumores que afectan a la base craneal anterior requería una incisión amplia en la cara, siguiendo el borde de nariz y parte de la órbita y una apertura del cráneo para exponer el lóbulo frontal del cerebro.