SE REALIZA EN MENOS DE 10 MINUTOS

EE.UU.- Un test sencillo podría ayudar a predecir la muerte prematura de los pacientes con diabetes

Actualizado 23/05/2011 16:17:27 CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Un test no invasivo y relativamente barato, basado en un escáner por tomografía computerizada, podría servir para identificar a un subgrupo de pacientes con diabetes con un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y muerte prematura. Lo han descubierto investigadores del Center for Diabetes Research at Wake Forest Baptist (Estados Unidos), que publican su hallazgo este mes en 'Diabetes Care'.

Según el líder de esta investigación, Donald W. Bowden, director del Center for Diabetes Research at Wake Forest Baptist, "las personas con diabetes tienen ya un alto riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y sufrir una muerte temprana".

"Con este estudio hemos descubierto que podemos identificar a un subgrupo de individuos en este grupo de riesgo que presenta incluso un riesgo más elevado y los medios para hacer esto están ya ampliamente disponibles en forma de escáner por tomografía computerizada, un test no invasivo y relativamente barato", señala.

Al menos el 60 por ciento de los pacientes con diabetes, incluso aquellos en diálisis por sufrir fallos renales, al final muere de un evento vascular, como un ictus o un ataque al corazón. Sin embargo, según Bowded, la pregunta de por qué tantos pacientes diabéticos mueren de forma temprana ha permanecido sin respuesta.

Para el 'Diabetes Heart Study', el equipo de Bowden siguió a cerca de 1.500 pacientes con diabetes en Carolina del Norte durante unos 13 años, recopilando datos sobre varios aspectos de la enfermedad y sobre cómo afectan a la salud individual. Cuando los participantes del estudio original comenzaron a morir, los investigadores se pusieron a investigar por qué.

"Cuando revisamos los datos del último año, nos sorprendimos del número de participantes que habían muerto ya durante este estudio", señala Bowden, quien apuntó que el objetivo era averiguar "si existía algún predictor de quién podría morir frente a aquellos que seguían vivos".

"En un grupo de personas que ya presenta un alto riesgo, buscábamos un método para identificar a los individuos que presentaban todavía un riesgo mayor de muerte prematura, con la meta de buscar intervenciones o vías para focalizar la atención médica y la atención hacia estos individuos con el riesgo más alto", ha dicho.

UN TEST QUE CUESTA UNOS 140 EUROS

Unos registros elevados de calcio en las arterias coronarias (CAC) son un importante indicador de enfermedad coronaria. Este registro proporciona una medida para averiguar hasta qué punto la enfermedad arterial coronaria, o las "placas" calcificadas, están presentes en los vasos sanguíneos del corazón.

Las placas juegan un importante papel en los ataques al corazón y otros eventos vasculares y pueden medirse tomando una tomografía computerizada "depurada", en comparación con el típico escáner por tomografía computerizada, que emplee muy pocos rayos X, que no requiere inyecciones y se realiza en menos de 10 minutos. Este test, en Wake Forest Baptist, cuesta unos 200 dólares (142 euros) y algunas compañías de seguros estarían dispuestas a financiar esta prueba en determinadas situaciones.

En la población diabética, existe un espectro muy amplio de placas calcificadas que aparecen en las arterias y en el corazón, desde individuos sin placas hasta pacientes que presentan todos sus vasos casi totalmente calcificados.

Estos investigadores separaron más de 1.000 participantes de este estudio en cinco grupos, según la cantidad de placas calcificadas que presentaban en sus vasos sanguíneos al inicio del estudio. La salud de estos participantes fue seguida después durante una media de 7,4 años antes de que los investigadores compararan los datos de aquellos individuos que murieron durante el estudio con los de quienes seguían vivos.

"Vimos un dramático riesgo de muerte temprana en las personas con mayores niveles de placas calcificadas en sus vasos sanguíneos", dijo Bowden, quien precisó que, "cuando se comparó el grupo con las mayores cantidades de placas con el grupo que tenía menos placas calcificadas, el riesgo de fallecer era más de seis veces mayor en el grupo con altos niveles de placas calcificadas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter