Y DE QUE LA ENFERMEDAD SE AGRAVE

EE.UU.- Fumar dentro del coche aumenta el riesgo de asma de los acompañantes

Tabaco
EUROPA PRESS
Actualizado 06/10/2014 20:08:30 CET

NUEVA YORK, 30 May. (Reuters/EP) -

Investigadores del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) de Atlanta, en Estados Unidos, han visto que respirar el humo del tabaco en el interior de un coche aumenta el riesgo de asma, si bien tienen dudas de que sea ese tabaquismo pasivo la causa de su aparición.

Asimismo, los resultados de su estudio publicados en la revista 'Tobacco Control' también ha evidenciado que los pacientes asmáticos podían sufrir un empeoramiento de su enfermedad si viajan en un coche con alguien que fuma en su interior.

"Es problemático desde una perspectiva de salud pública", ha aseverado Brian King, epidemiólogo y coautor del estudio, que recuerda que el tabaquismo pasivo o la exposición a lo que se conoce como "humo de segunda mano" es "un cóctel letal de carcinógenos y toxinas" al que están más expuestos quienes viajan con fumadores.

El estudio se basó en más de 18.000 encuestas telefónicas a adultos fumadores de los estados de Indiana, Kentucky, Louisiana y Mississippi, de los que el 7,4 por ciento decían tener asma y hasta un 12,4 por ciento haber estado expuestos al humo del tabaco en el interior de un vehículo durante la última semana. Y al cruzar los datos, comprobaron como estos últimos tenían el doble de probabilidades de tener también asma.

El estudio establece una relación entre el asma y el humo de segunda mano en automóviles que, sin embargo, aclara King, no significa que uno sea consecuencia del otro. "No sabemos qué fue primero, todo lo que sabemos es que las personas con asma están expuestas. Pero no necesariamente que la exposición sea la causa del asma", ha aclarado.

La encuesta también encontró que entre los participantes con asma menos del 10 por ciento de aquellos que establecían normas antitabaco en sus vehículos habían estado expuesto al humo, frente al 57 por ciento de las personas con asma que no lo impedían.

El profesor de Medicina de Familia del Albert Einstein College of Medicine en Nueva York (EE.UU) Hal Strelnick, que no participó en el estudio, reconoce que el humo del tabaco en un espacio tan reducido puede ser peligroso para la salud del que fuma y del que le rodea, y pide a los fumadores preguntar al resto de pasajeros antes de encenderse el pitillo.

"Ya se sabe que la exposición al humo de segunda mano aumenta el riesgo de desarrollar otros problemas de salud como enfermedades cardiovasculares y cáncer de pulmón", ha defendido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter