Los pacientes visitan hasta 4 veces más que la población sana

El dolor es la principal causa de más del 50% de las consultas en Atención Primaria

Dolor de espalda.
ABBVIE
Publicado 27/03/2017 13:22:01CET

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El dolor es la principal causa de más del 50 por ciento de las consultas en Atención Primaria y, de hecho, los pacientes que lo sufren visitan hasta 4 veces más al médico de familia que aquellos que no lo padecen, según han comentado diversos expertos durante el curso 'Avances en Dolor en Atención Primara: un reto alcanzable', organizado por la Sociedad Española del Dolor (SED), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), con el apoyo de Grünenthal.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dolor es la "mayor amenaza" para la calidad de vida a nivel mundial, ya que conlleva importantes repercusiones clínicas con limitaciones de las actividades diarias, interrupción de la vida social, absentismo e incapacidad laboral, incremento de las depresiones y pensamientos suicidas, así como disminución significativa de la calidad de vida.

De hecho, se considera uno de los problemas de salud más frecuentes en la población adulta y que más consecuencias conlleva a nivel físico y socioeconómico. Y es que, diversos estudios han mostrado que casi el 40 por ciento de las personas que sufren dolor intenso se ausentan de su puesto de trabajo, mientras que apenas lo hace un por ciento de la población que no lo sufre. Además, sólo la lumbalgia representa una de las mayores cargas económicas en los países desarrollados.

"El dolor es una experiencia desagradable que sufre el paciente y en la que influyen todos los aspectos vitales de la persona, y es precisamente ahí donde el médico de Atención Primaria se encuentra como profesional sanitario", ha comentado el presidente de Semergen, José Luis Llisterri.

De la misma opinión se ha manifestado el vicepresidente segundo de la SEMG, Francisco José Sáez, quien ha añadido que el porcentaje de pacientes con dolor intenso que visita al médico de familia varía entre el 58,8 por ciento de los pacientes con artrosis en las manos a un 75,9 por ciento de los pacientes con fibromialgia.

LA FORMACIÓN EN DOLOR ES "DEFICITARIA"

Ahora bien, el doctor Llisterri ha alertado de que la formación sobre el dolor es "deficitaria" ya que se carece de programas propios relacionados con dolor en la formación de especialistas y en la formación continuada de los profesionales. "Es necesaria una formación constante y continuada para poder controlar desde el inicio a estos pacientes, ofreciéndoles calidad asistencial y las mejores garantías de eficiencia y excelencia", ha destacado.

Precisamente, mejorar el abordaje del dolor es uno de los objetivos del curso, tal y como ha argumentado su director y miembro de la Junta Directiva de la SED, Víctor Mayoral, quien, además, ha informado de que se van a actualizar y compartir nuevos conocimientos farmacológicos, tecnológicos y organizativos para un correcto diagnóstico y tratamiento, teniendo en cuenta la "importancia de la continuidad asistencial entre Atención Primaria y especialistas en dolor".

En este sentido, el representante de Semfyc Juan Carlos Hermosa ha comentado que las jornadas de las que consta el curso se han diseñado para poner de manifiesto que una "apuesta clara" por la Atención Primaria garantizará una atención sanitaria "integral", lográndose la "máxima calidad" de vida y funcionalidad de las personas con dolor crónico en su entorno social, familiar y laboral".

Otro de los aspectos que se ha presentado es el abordaje del dolor en pacientes en "situaciones especiales" como pueden ser personas con otras comorbilidades, trastornos anímicos, o deterioro cognitivo. En el caso de estos últimos, el dolor está infravalorado ya que estos pacientes pueden llegar a perder la capacidad para identificar y expresar el dolor.

"Es clave recordar que el dolor en estos pacientes es un factor de riesgo importante en el empeoramiento de su calidad de vida, y un inadecuado control del mismo puede producir deterioro funcional y cognitivo, lo que está llevando a considerar el dolor como factor de riesgo de mortalidad", ha apuntado el vicepresidente segundo de la SEMG.

A este respecto, el presidente de Semergen ha recordado que los pacientes ancianos tienen necesidades especiales porque su fisiología es diferente por la edad y suelen tener otras enfermedades añadidas (comorbilidades) suelen estar polimedicados, tienen muchas veces condiciones sociales y familiares complejas.

Del mismo modo, durante el curso, los profesionales reunidos han abordado temas como las combinaciones farmacológicas de analgésicos, así como las nuevas dianas terapéuticas y fármacos de experimentación. "Para los profesionales que trabajamos con el dolor son importantes también los enfoques no farmacológicos que ayudan de manera directa a mejorar la calidad de vida de los pacientes con dolor crónico, por eso, durante el curso, también hemos querido dedicarle un espacio a estos tratamientos complementarios como pueden ser el ejercicio o la terapia cognitivo-conductual, el 'midfulness' o la acupuntura", ha zanjado Mayoral.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter