Disminuir las bacterias peligrosas puede ser más eficaz que matarlas

Bacterias
ILLUSTRATION BY JENNIFER OOSTHUIZEN, CDC
Publicado 18/08/2017 15:03:18CET

   MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) han sugerido, tras comprobar que las bacterias tienen un mecanismo que les permite comunicarse con otras cuando ven su supervivencia amenazada, que disminuir las bacterias peligrosas puede ser más eficaz que matarlas.

   En concreto, los científicos, cuyo trabajo ha sido publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences', creen que manipulando los mensajes que estos microbios se envían entre sí, se puede conseguir que sea el propio cuerpo el que elimine la enfermedad sin necesidad de tratamiento y, por ende, sin riesgo de que aparezcan resistencias.

   "Las bacterias son pequeños organismos inteligentes que pueden sobrevivir en casi cualquier lugar y adaptarse rápidamente a nuevas condiciones", ha comentado el coautor del trabajo Satish Nair. Y es que, cuando las bacterias compiten con otros microbios por los recursos escasos, el grupo más exitoso producirá una molécula única (un antibiótico) para matar a las otras especies.

   Cuando el crecimiento de la población de un grupo de bacterias supera la disponibilidad de los nutrientes que necesita para sobrevivir, el grupo produce otra molécula única que le dice que entre en un estado latente, pero más virulento.

   "Desde que Alexander Fleming descubrió la penicilina en 1928, hemos estado usando moléculas antibióticas desarrolladas por un microorganismo para matar a otro microorganismo. Desafortunadamente, las bacterias se han adaptado rápidamente para resistir los antibióticos, y en poco tiempo, los antibióticos serán ineficaces", ha detallado el experto.

   En general, casi todas las especies de bacterias son resistentes a, al menos, un antibiótico. Además, hace dos años, investigadores de Europa y Asia descubrieron una supuesta superbacteria que era resistente a todos los antibióticos conocidos.

   Ahora bien, los investigadores dicen que la comprensión de cómo las bacterias producen la molécula de señal de letargo abre el camino para el desarrollo de moléculas que pueden interrumpir la comunicación de bacterias específicas, con pocas posibilidades de que la resistencia a los medicamentos se desarrolle.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter