LA ELECCIÓN DE LOS JUGUETES, CLAVE EN LA IDENTIDAD DE GÉNERO

Dime a qué juegan tus niños y te diré cómo serán

Niño, juguete, jugar
PIXABAY/KLIMKIN
Publicado 05/01/2016 12:33:47CET

   MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La elección de juguetes para los niños es un momento en el que los padres deben extremar su atención, puesto que tienen un papel vital en la contrucción de la identidad de género del niño, según ha informado el profesor de Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación y miembro de la Unidad de Igualdad de Género de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Sergi Fàbregues.

   "El juego es fundamental en la interiorización de valores que definirán su identidad de género y construirán las expectativas, pues jugando se adquieren hábitos, modelos e imágenes del mundo", ha afirmado Fàbregues. Además, ha advertido sobre los valores sexistas que llevan implícitos, "los juguetes influyen en la socialización de los niños y de las niñas y en la reproducción de roles de género, ya que transmiten valores, construcciones sociales y culturales".

   Según estudios realizados por el Instituto Vasco de la Mujer Emakunde, durante la campaña publicitaria del pasado año, en el 46 por ciento de los anuncios dirigidos a niñas se detecta algún arquetipo: destacan los de 'fashion' (29 %), 'coqueta' (22 %), 'princesita' (22 %) y 'cuidadora' (13 %). Un 43 por ciento de los eslóganes de anuncios dirigidos a niños expusieron algún tipo de estereotipo, en un 39 por ciento el de 'héroe', el de 'guerrero' (26 %) y el de 'aventurero' (26 %). "Los más comunes para los niños son aquellos relacionados con el poder y la fuerza; y en el caso de las niñas, el cuidado, la empatía y la belleza física", ha puntualizado Fàbregues.

   El experto ha advertido, atendiendo a estos datos, que atribuir estas características a los juguetes contribuye a "reproducir la división sexual del trabajo, mantener la visión patriarcal de la vinculación de ciertas habilidades tipificadas como femeninas con determinados trabajos y viversa".

DETERMINAN LAS ASPIRACIONES DE ADULTOS

   Según Fàbregues, el problema está en la orientación sexual que se les da a los juguetes promocionándolos para uso exclusivo de niños o niñas. "Los juguetes contribuyen a determinar en cierta medida las aspiraciones que tendrán los más pequeños en la vida adulta. La identidad de género construida durante la socialización primaria (infancia, familia y escuela), más los roles tradicionales y las expectativas de estudios y profesiones en la vida adulta, acabarán marcándolos".

   Para hacer una compra consciente durante esta Navidad y alejada de estereotipos de género, el experto ha propuesto un decálogo de medidas: hablar de los estereotipos vigentes con los hijos; evitar vesiones sexistas; dar ejemplos de 'casos de ruptura', como mujeres científicas u hombres que cuiden del hogar; utilizar lenguaje inclusivo; comprar juguetes de carácter 'neutro' como bicicletas, cuentos, juegos de mesa; evitar la sobreexposición a la publicidad; hacer un ejercicio de 'deconstrucción' de los estereotipos, pensando en nuevos usos no sexistas de los juguetes que ya se tienen; reflexionar con los niños sobre su carta a los reyes magos; adecuar los juguetes a la edad; y potenciar la cooperación y el trabajo en equipo.

   La psicóloga Silvia Álava ha opinado, en la misma línea, que los juguetes no deben estar determinados por el género. "Cada niño puede jugar con el juguete que elija, sin olvidar que jugar es sinónimo de diversión; así, si un niño quiere jugar con una muñeca o una niña con un camión, los padres no deben favorecer en ellos prejuicios sexistas", ha explicado.

JUEGOS TRADICIONALES VS NUEVAS TECNOLOGÍAS

   Además, la psicóloga ofrece una serie de consejos en su libro 'Queremos que crezcan felices. De la infancia a la adolescencia' para elegir los juguetes de la mejor forma posible.

   Respecto a las nuevas tecnologías, la experta recomienda que se limite su uso y que este sea bajo la supervisión de un adulto, pero que no se prohíban. Estos jugutes electrónicos deben alternarse con los juegos tradicionales, puesto que ambos aportan cosas al niño.

   Por ejemplo, jugar al aire libre en grupo permite que los niños pongan en funcionamiento su capacidad de negociación para acordar cómo y dónde juegan. Sin embargo, las nuevas tecnologías ayudan a mejorar el proceso de atención sostenida, ayudando a niños con problemas de aprendizaje o estimulando su motivación.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter