Día Europeo de la Salud Prostática

Día Europeo de la Salud Prostática: Claves contra la prostatitis

Próstata
GETTY//DECADE3D
Publicado 15/09/2017 8:48:36CET

   MADRID, 15 Sep. (EDIZIONES) -

   Si eres hombre y sientes disuria, vas con bastante frecuencia y urgencia al servicio, tienes micción dolorosa y retención aguda de orina es bastante probable que tengas prostatitis, una inflamación de la glándula prostática que sufren entre uno y dos hombres por cada 10.000, según datos de la Clínica Universitaria de Pamplona.

   "El término prostatitis hace referencia una serie de síntomas caracterizados por trastornos miccionales, sexuales y perineales en mayor o menor medida, dependiendo de la causa, si es infecciosa o no. La sintomatología es variada pero causa molestias importantes en el paciente. Si no se trata adecuadamente con los antibióticos necesarios, y durante un tiempo prolongado, puede cronificarse haciendo más difícil su solución", avisan.

   Es más, sostienen que, por lo regular, es causada por una infección bacteriana de la glándula prostática. "Cualquier bacteria que pueda causar una infección urinaria puede producir una prostatitis bacteriana aguda. Algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden causar prostatitis bacteriana", precisan.

   En una entrevista con Europa Press, el jefe del servicio de Urología del Hospital Universitario de Henares, el doctor Manuel Fernández Arjona, detalla que existen dos tipos de prostatitis:

   .- Prostatitis aguda: Aquella inflamación provocada por la llegada de una bacteria a la próstata que, al mismo tiempo, produce una infección de la glándula y, generalmente, cursa con afectación del estado general, fiebre y molestias perineales importantes, en alguna ocasión incluso imposibilidad de orinar. Suele estar producida por la bacteria 'E.Coli'.

.- Prostatitis crónica: Se trata de una inflamación del tejido prostático. No es de origen bacteriano, y suele provocar molestias crónicas más o menos importantes a nivel de la zona perineal del varón.

   "En el caso de las prostatitis crónicas la causa no es del todo conocida, y no se sabe porque afecta a unos pacientes y a otros no. Tenemos que considerar que la próstata es una gran bolsa llena de bolsitas pequeñas que producen un líquido (el líquido seminal rico en nutrientes y oligoelementos que se unirán a los espermatozoides que vienen de los testículos y juntos forma el eyaculado). El líquido seminal, por tanto, es básico para que los espermatozoides sean viables a la hora de la fecundación", explica.

   Es más, el urólogo señala que este líquido acumulado puede producir la maceración y afectación de las células prostáticas y provocar dicha inflamación. "Lo que se desconoce es por qué se produce en unos pacientes y en otros no", insiste el especialista.

   En este sentido indica que la clínica de la prostatitis crónica es muy variable y difusa, se suelen producir molestias al orinar, al eyacular, puede generarse un dolor suprapúbico, dolor en los testículos, sensación de peso entre testículos y ano, por ejemplo. Además, destaca que hay periodos en los que el paciente está bien y otros en los que está mal.

TRATAMIENTO Y CONSEJOS

   "En el caso de las prostatitis agudas, Fernández subraya que, siempre que se identifique un germen en los cultivos de semen, habrá que tratarlo con el antibiótico adecuado. Los tratamientos además deben ser de larga duración, hasta un mes, ya que los antibióticos no difunden bien al tejido prostático", agrega.

   A su vez, precisa que en el caso de prostatitis crónicas habrá que emplear descongestionantes prostáticos como alfabloqueantes, y se pueden emplear antiinflamatorios para aliviar las molestias. "El masaje prostático transrectal puede ser una medida eficaz, al mismo tiempo que una eyaculación frecuente, con el objeto de renovar el líquido seminal almacenado en la próstata", apostilla el especialista del Hospital Universitario de Henares (Madrid).

   Igualmente, indica que en casos refractarios se puede realizar la inyección transrectal intraprostótico de determinadas sustancias como antibióticos, corticoides, anestésicos, "que eliminan las molestias durante un tiempo variable".

   Por otro lado, subraya que no existe un consejo único para evitar que esta enfermedad se cronifique. "Un tratamiento precoz con identificación del agente causante es necesario. Al mismo tiempo, intentar llevar una alimentación equilibrada y una vida no sedentaria, estando muy contraindicados montar en bici, en moto, o el ir a caballo, así como conducir largos periodos, o estar sentado mucho tiempo", sugiere el experto. A su vez, resalta que la eyaculación regular puede favorecer "mucho" la descongestión prostática. "Recientes trabajos sostienen que puede ayudar a evitar el cáncer de próstata", añade.

   Sobre quienes tienen mayor predisposición a padecerla, el jefe de Urología del Hospital Universitario de Henares lamenta que es "difícil" decirlo, si bien menciona a aquellos hombres que por su trabajo o por sus hobbies se incluyan en los anteriores, o a quienes hayan practicado la 'marcha atrás' en sus relaciones sexuales, aunque insiste: "Es difícil decir quién sí y quién no".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter