Descubren nuevos mecanismos de muerte celular en trastornos neurodegenerativos

Cerebro, epilepsia
PIXABAY/HYPNOART
Publicado 27/11/2017 16:46:40CET

   MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del 'King's College' de Londres, en Reino Unido, han descubierto nuevos mecanismos de muerte celular que pueden estar involucrados en trastornos neurodegenerativos debilitantes, como la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

   Esta nueva investigación, publicada este miércoles en 'Current Biology', podría conducir a nuevos enfoques terapéuticos para tratar o retrasar la progresión de afecciones neurodegenerativas que actualmente son incurables, si se amplían los hallazgos. Muchos tratamientos actuales para afecciones neurodegenerativas se centran en mejorar la eliminación de las células, lo que puede empeorar en lugar de mejorar los síntomas neurodegenerativos, haciendo una prioridad urgente la necesidad de nuevas estrategias de tratamiento.

   Aproximadamente 10 millones de personas en Reino Unido viven con una patología neurológica, y se estima que la demencia en sí misma le cuesta a la economía más de 10.500 millones de libras ( 11.842,58 millones de euros) por año en atención médica y social. Las afecciones neurodegenerativas se caracterizan por una pérdida progresiva de la función cerebral, de modo que los pacientes comienzan a perder el control de su movimiento, equilibrio, memoria y habla, similar a lo que sucede cuando las personas tienen intoxicación alcohólica fuerte.

   Sin embargo, actualmente no se sabe cómo o por qué estas células cerebrales pierden su función, particularmente en la etapa terminal de estas enfermedades. Utilizando dos modelos animales de un trastorno neurológico degenerativo, los investigadores pudieron encontrar un proceso disfuncional similar en moscas de la fruta y ratones, así como en células humanas, lo que significa que sus hallazgos probablemente se replicarán en cerebros humanos.

   En concreto, encontraron que en esta patología las células nerviosas en ciertas áreas del cerebro se estancan y ya no pueden eliminar las toxinas o las células cerebrales viejas y disfuncionales, que es un proceso natural conocido como autofagia. La autofagia es esencialmente cómo el cerebro descompone los desechos celulares en piezas elementales, que luego se reciclan y se utilizan para construir y renovar las células cerebrales.

CONFUSIÓN CELULAR

   La parada persistente en la autofagia significa que las células nerviosas no pueden "limpiar" el cerebro y esto da como resultado una acumulación de toxinas. Esencialmente, las células se confunden y comienzan a expulsar los componentes internos esenciales en lugar de los desperdicios, lo que lleva a la pérdida de funciones y, en última instancia, a su muerte.

   Esta nueva percepción de cómo las células nerviosas podrían morir por la autodigestión tiene implicaciones importantes para los enfoques terapéuticos dirigidos a la autofagia. Aunque los tratamientos actuales apuntan a mejorar la limpieza celular, en este estudio los autores pudieron interrumpir procesos específicos que interfieren con el aclaramiento celular.

   La primera autora del estudio, la doctora Olga Baron, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia (IoPPN) del King's College de Londres, señala: "Estudios como el nuestro, al observar las enfermedades genéticas raras, pueden ser muy poderosos para encontrar nuevos mecanismos. Actualmente, estamos investigando si podemos replicar los mismos hallazgos para otros trastornos en los que se ha demostrado que la autofagia no funciona bien, como la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de las neuronas motoras".

   Otro de los principales investigadores, el doctor Manolis Fanto, de IoPPN del 'King's College', añade: "La autofagia es importante para todas las afecciones neurológicas degenerativas y lo que está surgiendo de nuestro estudio es cómo el bloqueo de la autofagia mata las células nerviosas de una nueva manera, no descrita anteriormente".