Descubren una nueva técnica que analiza células cancerígenas para identificar futuros fármacos

Laboratorio
IVI - Archivo
Publicado 14/05/2018 12:59:31CET

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Los investigadores del 'The Scripps Research Institute', en EE.UU, han informado sobre un nuevo método, que analiza células cancerígenas, para detectar posibles fármacos contra el cáncer.

La técnica hace uso de pequeños agregados de células en forma de bolas tridimensionales llamados esferoides. Estas estructuras se pueden usar para interrogar cientos o incluso miles de compuestos rápidamente utilizando una técnica llamada selección de alto rendimiento. De hecho, al usar este enfoque, el equipo ya ha identificado un medicamento potencial para un gen cancerígeno. Los resultados fueron reportados en la revista 'Oncogene'.

"Lo importante de esta investigación es que podemos realizar estudios utilizando una forma de células cancerosas que es más relevante fisiológicamente y recapitula mejor cómo estas células aparecen en el cuerpo", ha señalado el director de 'Lead Identification Discovery Biology and High' y autor principal del estudio, Timothy Spicer.

En contexto, "hasta ahora, la mayoría de las investigaciones para detectar fármacos contra el cáncer utilizaban células que crecían planas sobre un plato", ha explicado el director de 'HTS Chemistry and Technologies' en 'Scripps Research' y uno de los coautores del estudio, Louis Scampavia. "Con estos esferoides 3-D, emulamos mucho más de cerca lo que se encuentra en los tejidos vivos", ha continuado.

Los esferoides tienen un diámetro de 100 a 600 micras - unidad de longitud equivalente a una milésima parte de un milimetro- lo que equivale al grosor de algunas hojas de papel, según han explicados los investigadores.

A diferencia de las capas individuales de células que de forma general se utilizan para detectar medicamentos, que tienden a crecer todos a la misma velocidad porque obtienen la misma exposición al oxígeno y a los nutrientes, los esferoides imitan lo que podría suceder en un tumor, es decir, algunas células están en el exterior y algunos están en el interior.

IDENTIFICAN UN COMPUESTO QUE AFECTA A LA PROTEÍNA KRAS

En el nuevo documento, los investigadores se centraron en una proteína que estimula el cáncer llamada KRAS. El gen KRAS y otros miembros de la familia de genes RAS relacionados se encuentran mutados en casi un tercio de todos los cánceres.

Estos son comunes en el cáncer de pulmón, el cáncer colorrectal y especialmente el cáncer de páncreas. De hecho, hasta el 90 por ciento de los cánceres de páncreas están motivados por mutaciones de KRAS, y los investigadores usaron líneas celulares de cáncer de páncreas para el presente estudio.

"En el pasado, KRAS ha sido una proteína muy difícil de apuntar. La gente ha pasado varias décadas intentando, pero hasta ahora ha tenido poco éxito", según Joseph Kissil, PhD, profesor de Scripps Research Medicine y el otro autor co-correspondiente .

La proteína KRAS es "relativamente pequeña, y eso dificulta atacarla directamente. Pero el método de detección que utilizan en este estudio permite plantear la cuestión de otra manera", ha agregado.

Los investigadores realizaron lo que se conoce como pantalla fenotípica, lo que significa que estaban buscando medicamentos que tuvieran un efecto sobre el crecimiento celular, pero que no tenían una idea preconcebida sobre cómo podrían funcionar. "Llegamos a esto de una manera imparcial", ha explicado Kissil.

"No estábamos tratando de diseñar algo para atacar una parte específica de la proteína KRAS. Solo buscábamos algo que actuara en alguna parte de la vía que está impulsando el crecimiento celular", ha seguido comentando.

A su vez, han informado en el nuevo documento que ya han identificado un compuesto que previamente no se conocía que afectara a KRAS, llamado Prosclorlaridina A. El compuesto es similar a una clase de medicamentos que se usan para tratar algunas afecciones cardíacas.

Aunque el equipo dice que es poco probable que este fármaco en particular se desarrolle como tratamiento contra el cáncer, valida el enfoque de llevar a cabo exámenes de detección de drogas mediante el uso de esferoides. "Es poco probable que hubiésemos descubierto esta conexión usando métodos 2D estándar", ha lamentado Scampavia.

"Desde nuestra perspectiva, este es un estudio de prueba de principio. Muestra que puedes mirar las bibliotecas de medicamentos que ya han sido aprobados para otras enfermedades y encontrar medicamentos que también pueden funcionar para el cáncer. En teoría, podrías usar este método de detección para cualquier línea de células cancerosas, y cualquier mutación que quieras", ha declarado Kissel.

"Nos encantaría utilizar esta investigación para crear una cartera de nuevos medicamentos oncológicos. Muchos de los compuestos más prometedores pueden pasarse por alto con la detección en 2-D. Este estudio proporciona evidencia directa de que la detección de fármacos que usan estructuras tridimensionales de células cancerosas puede ser más apropiada", ha concluido Spicer.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.