Investigadores españoles

Descubren mecanismos implicados en el aumento del riesgo de cáncer por abuso de alcohol

Consumo de alcohol
PIXABAY
Publicado 04/08/2017 7:24:44CET

   MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Científicos del Centro de Regulación Genómica de Barcelona han descubierto que los errores introducidos por el 'corrector del ADN', un mecanismo cuya función es reparar los daños en el genoma, son una "importante" causa de cáncer.

   La luz del sol y el consumo de alcohol favorecen que estos errores ocurran, dando lugar a más mutaciones en las regiones más importantes del genoma. De hecho, la principal causa del cáncer son los cambios en el ADN de las células que se van acumulando a lo largo de la vida, y no tanto, los que se ha heredado de los padres.

   Ahora bien, según los expertos, identificar las causas de estos cambios o mutaciones es un reto "muy difícil" porque hay muchos procesos que pueden dar lugar a un mismo cambio en la secuencia del ADN. En este sentido, los investigadores han identificado uno de los mecanismos importantes que causa estas mutaciones y han visto que se trata de una serie de errores que introduce el 'corrector' del ADN.

   En concreto, los científicos han detectado este proceso estudiando grupos de mutaciones en más de un millar de genomas de tumores, es decir, han estado buscando mutaciones que se encontraran muy cerca, en una misma región del genoma, de manera que fuera muy difícil que se tratara de una casualidad. El objetivo era obtener una visión más precisa de los factores mutágenos que afectan a las células humanas y que podrían dar lugar al cáncer.

   "Es probable que los grupos de mutaciones hayan producido al mismo tiempo, así que, si buscamos varias mutaciones cercanas que aparezcan todas a la vez, podemos tener una mejor comprensión de qué es lo que ha dañado el ADN. Es como cuando la policía estudia un patrón de crímenes recurrentes con el fin de encontrar un asesino en serie. Aquí, nosotros demostramos que estudiando patrones de grupos de mutaciones y utilizando un gran número de genomas de cáncer, podemos identificar a los culpables que causan las mutaciones en los tumores", ha comentado el primer autor del trabajo en el centro, Fran Supek.

NUEVOS MECANISMOS BIOLÓGICOS IMPLICADOS EN EL CÁNCER

   Estudiando los grupos de mutaciones, los científicos han identificado nueve marcas de mutaciones que eran evidentes en más de 1.000 genomas de tumores de diversos órganos. Sus resultados, publicados en la revista 'Cell', han mostrado nuevos procesos que causan mutaciones, incluido un caso inusual en el que está implicado el mecanismo de reparación del ADN, el cual se puede encontrar alterado y empezar a introducir grupos de mutaciones.

   "Nuestro trabajo ofrece información sobre nuevos mecanismos biológicos que hay detrás de algunos tipos de cánceres. Por ejemplo, los principales oncogenes implicados en melanoma son bastante conocidos, pero no sabemos qué mutaciones son las que hacen que se activen estos oncogenes. Aunque hay bastantes mutaciones en melanoma que se sabe que son una consecuencia directa de la radiación ultravioleta, el origen de las mutaciones que afectan a los principales oncogenes todavía es un misterio. Nosotros hemos identificado un mecanismo que tiene la capacidad de activar estos oncogenes y de inducir el cáncer en melanoma", ha añadido Supek.

   Dicho esto, el científico ha comentado que uno de estos nuevos procesos de mutación es "bastante inusual" y es el más evidente en genes que se encuentran activos. Y es que, la reparación de ADN se centra especialmente en aquellas regiones donde es más necesario preservar la información genética.

   "Nuestros resultados sugieren que la exposición a carcinógenos, tales como grandes cantidades de alcohol, pueden desequilibrar la maquinaria de reparación y hacerla pasar de un modo de alta fidelidad y precisión, hacia un modo propenso a hacer errores. Ello hace disparar las tasas de mutación en las partes más importantes del genoma. Esta propensión al error del mecanismo de reparación genera un gran número de mutaciones y es probablemente una de las principales fuentes de mutaciones en las células humanas", ha añadido el investigador Ben Lehner, profesor de investigación ICREA y jefe de grupo en la Unidad de Biología de Sistemas del EMBL-CRG.

   Finalmente, el trabajo ha sugerido que uno de los efectos del alcohol, cuando se consume en grandes cantidades, es el incremento en el uso de la reparación de baja fidelidad del ADN y, de este modo, se incrementa también la tasa de mutaciones en las regiones más importantes del genoma. Este hallazgo ofrece una primera pista y deja entrever uno de los mecanismos por los que el alcohol puede contribuir al riesgo de cáncer, al igual que una alta exposición a la luz del sol o al tabaquismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter