Descubren un factor de riesgo cardiaco en diabéticos

Prueba de la glucosa, diabetes, glucómetro
OMS - Archivo
Publicado 27/06/2018 7:31:37CET

   MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Las hormonas del estrés pueden salvar vidas o llevárselas. Liberadas durante una emergencia o en situaciones de presión, las hormonas del estrés pueden unirse a los glóbulos blancos para combatir infecciones o provocar ataques cardiacos.

   Una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, publicada este martes en la revista 'Immunity', muestra que los glóbulos blancos, que típicamente curan infecciones y lesiones, pueden volverse hiperactivos y causar inflamación en placas de los vasos sanguíneos, haciéndolos vulnerables a la ruptura y hemorragia en personas con diabetes.

   "Si la ruptura ocurre en la arteria coronaria, la persona tiene un ataque al corazón. Si la ruptura se produce en la arteria carótida, causa un derrame cerebral --afirma Partha Dutta, profesor asistente de Medicina en la Escuela de Medicina de Pittsburg. La principal causa de muerte en personas con diabetes es un ataque al corazón, y casi un tercio de la población de Estados Unidos sufre diabetes o prediabetes.

   Al estudiar a pacientes y ratones con diabetes, Dutta y su equipo descubrieron que cuando se activa la respuesta de lucha o huida, también desencadena la sobreproducción de glóbulos blancos o leucocitos en combate. También mostraron por primera vez que las hormonas del estrés, llamadas catecolaminas, se producen en el bazo por un subgrupo de glóbulos blancos. Estudios previos han demostrado que solo fueron producidos por el sistema nervioso simpático.

   En el bazo, las hormonas del estrés promueven la proliferación de células progenitoras de los macrófagos de granulocitos, que a su vez crean células mieloides inflamatorias. Se encontraron grandes cantidades de células mieloides inflamatorias, que están relacionadas con el ataque cardiaco, en la placa de los vasos sanguíneos. Además, las células progenitoras de los macrófagos de granulocitos expresaron altos niveles de receptores beta 2 para las hormonas del estrés. Curiosamente, se encontró que los pacientes que tomaban bloqueadores beta 2 tenían menos células inflamatorias.

   "Los hallazgos sugieren que los pacientes diabéticos podrían ser tratados con bloqueadores beta 2 para reducir el número de células mieloides inflamatorias que causan la ruptura de la placa --afirma Dutta, autor principal del estudio--. Si los pacientes toman bloqueadores beta 2, el bazo seguirá haciendo que las células mieloides sean necesarias para combatir las infecciones, pero en cantidades más pequeñas".

   Aunque la disminución de los glóbulos blancos puede ser un problema para las personas con diabetes que son propensas a la infección, debemos sopesar el costo de prevenir las infecciones y prevenir la muerte.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.