Descubren cómo evolucionan las comunidades bacterianas tras colonizar un nuevo ambiente

Bacterias Pseudomonas aeruginosa
JANICE HANEY CARR/USCDCP
Publicado 06/04/2018 13:24:50CET

GIRONA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de microbiólogos del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) ha demostrado que, a lo largo de la sucesión ecológica --preparación de un ambiente deshabitado para facilitar la llegada de otras especies en el proceso de colonización--, las comunidades microbianas de un hábitat determinado tienden a parecerse entre sí y que, independientemente del ambiente que se estudie, evolucionan siguiendo el mismo patrón natural.

La sucesión ecológica tiene lugar en las zonas afectadas por una erupción volcánica o en el suelo que queda al descubierto con el retroceso de los glaciares, donde se origina un nuevo ecosistema partiendo de cero, ha informado este viernes el CSIC en un comunicado.

Este proceso natural de colonización también se encuentra en la superficie de una hoja que acaba de nacer o en el intestino de los recién nacidos que comienzan a acoger microorganismos esenciales desde los primeros 14 días de gestación, y que tendrán un papel clave en el desarrollo y salud de los adultos.

Cada uno de estos hábitats, con las condiciones ambientales que lo caracterizan, determina la comunidad bacteriana que se acabará estableciendo, por lo que se van diferencia entre sí a lo largo del tiempo.

Los resultados de esta investigación afirman que es posible predecir potencialmente la composición de las comunidades microbianas si se cuenta con suficiente información del hábitat, y el investigador Rüdiger Ortiz ha dicho que "existen reglas ecológicas que son compartidas en hábitats tan diferentes como los suelos, las plantas o los pliegos intestinales".

"Es necesario comprender los procesos ecológicos que determinan cómo progresan las comunidades microbianas, desde las primeras fases de colonización hasta tener el ecosistema formado, para poder aplicarlo a una mejor y más informada gestión ambiental y hacer frente a los retos actuales", ha remarcado.

Las bacterias son los grandes olvidades en el estudio de los ecosistemas y su gestión, ha afirmado el CEAB-CSIC, pero su papel es básico en el buen funcionamiento del planeta.

Ortiz ha remarcado que la llegada de las técnicas genómicas y la secuenciación masiva de ADN ha permitido hacer un metaanálisis representativo de una serie de hábitats, con lo que se ha podido explorar cómo variaba la biodiversidad y la composición de las comunidades bacterianas en etapas tempranas y tardías de la sucesión ecológica.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.